Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:30
Martes, 30 de diciembre de 2014, a las 17:03
Nuria Martín. Madrid
El número de interrupciones voluntarias del embarazo (IVE) que se produjeron en España en 2013 fue de 108.690, lo que supone un descenso del 3,2 por ciento con respecto al año anterior, en que tuvieron lugar 112.390. Así lo indican los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que muestran un descenso del número de intervenciones en mujeres menores de 30 años, aunque sube ligeramente en el resto de grupos de edad.

Tasa de abortos por cada 1.000 mujeres de entre 15 y 44 años. Fuente: Ministerio de Sanidad.

Este descenso se produce por segundo año consecutivo, pues en 2011 se registraron 118.359 abortos, y es la cifra más baja en los últimos siete años, desde que en 2006 se registraran 101.592 intervenciones y un año más la cifra creciera hasta 112.138.

El número de interrupciones se produce principalmente en el grupo de mujeres entre 20 y 24 años, concretamente 19,43 abortos por cada mil mujeres de este grupo de edad, seguido por las que tienen entre 25 y 29 años, con 16,84. A continuación se sitúan las mujeres entre 30 y 34 años, con 13,42 intervenciones; seguidas de las que tienen menos de 19 años, con 12,23, las que están en el grupo de edad entre 35 y 39 años, con 9,22; y finalmente las mayores de 40 años, con 3,92 interrupciones.

Madrid, comunidad en la que más intervenciones se realizan

En los datos analizados por comunidades, en primer lugar se sitúa Madrid, que con 14,62 abortos por cada mil mujeres entre 15 y 44 años, seguida de Cataluña con 14,18, Asturias con 13,62, Islas Baleares con 13,06, Canarias con 13,03 y Murcia con 12,56.

Por el contrario, las comunidades en las que se produjeron menos intervenciones fueron Galicia y La Rioja, en ambos casos con 6,78 abortos por cada mil mujeres de entre 15 y 44 años, para situarse a continuación Castilla y León con 7,11, Extremadura con 7,12, Navarra con 7,82 y Castilla-La Mancha con 8,97.

La principal causa esgrimida para llevar a cabo una interrupción voluntaria del embarazo volvió a ser a petición de la mujer, concretamente en un 89,93 por ciento del total. Las restantes intervenciones se produjeron por grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada, en un 6,94 por ciento de los casos; por riesgo de graves anomalías en el feto, en un 2,84 por ciento; por anomalías fetales incompatibles con la vida o por enfermedad extremadamente grave e incurable, en un 0,28 por ciento; y finalmente por otras causas en un 0,1 por ciento.

Por lo que respecta a los centros que han notificado interrupciones voluntarias del embarazo, la cifra ha alcanzado los 198, creciendo en diez con respecto a 2012. Un dato a destacar es que en el 91,04 por ciento de los casos la intervención se produjo en un centro privado, mientras que solamente en el 8,96 por ciento tuvo lugar en un centro público.

ENLACES RELACIONADOS

Acceda al informe completo del Ministerio de Sanidad