Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

La Sindicatura de Cuentas denuncia que Ib-Salud no tiene un inventario de sus bienes

Asegura que “no está completo ni debidamente valorado para que permita un control”

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Pere Antoni Mas, síndico mayor.

Redacción. Palma de Mallorca
La Sindicatura de Cuentas denuncia en su informe correspondiente a los años 2003-2007 que el Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salud) no dispone de un inventario, “completo y debidamente valorado”, de los bienes y derechos de los cuales es titular, que “permita el control y la buena gestión de los elementos que lo integran”.

Por otro lado, el citado informe revela que, a excepción del año 2005, cuando se tuvo que hacer frente a un endeudamiento de 60 millones correspondientes a una desviación negativa significativa del año anterior, los gastos se equilibraron con los ingresos en todos los presupuestos del Ib-Salud durante el Govern de Jaume Matas (629,6 millones en 2003; 646 millones en 2004; 1.004 millones en 2006 y 1.060 millones en 2007).

Mientras, en el 2005, el Ib-Salud ingresó 862,2 millones de euros, mientras que gastó 922,2 millones de euros, lo que supuso un resultado presupuestario negativo de 60 millones de euros, lo que obligó al Govern a pedir dos préstamos concertados durante ese año, generándose así un endeudamiento vivo por valor de esta cantidad.

Por otra parte, la Sindicatura de Cuentas desvela que las autorizaciones de imputación de gasto en ejercicios futuros se han incrementado un 588,5 por ciento entre el 2003 y el 2005, mientras que los compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros han disminuido un 21,7 por ciento entre el 2006 y 2007, en gran parte por la adjudicación del contrato `Construcción nuevo Hospital Son Dureta´, lo que supuso la liberación del exceso de crédito reservado de 155, 5 millones de euros.

El informe también revela que los créditos presupuestarios aprobados inicialmente por el Parlamento se han incrementado de media un 11 por ciento a través de las modificaciones de crédito. Por su parte, señala que los derechos reconocidos limpios han aumentado desde los 667,6 millones de euros en 2003 hasta los 1.131 millones de euros en 2007, lo que supone un incremento medio del 17,4 por ciento (116 millones de euros anuales).

La Sindicatura destaca que la variación más significativa se produce en la financiación general transferida por la CAIB que, de media, se ha incrementado en 102,3 millones de euros anuales, mientras que las obligaciones reconocidas han aumentado cada ejercicio, pasando de los 685,3 millones de euros del ejercicio 2003 hasta los 1.147 millones de euros de 2007, lo que supone un incremento medio del 16,9 por ciento (115,5 millones de euros anuales).