Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

La SEMG apuesta por nuevas fórmulas en AP que permitan una mayor autonomía de gestión del profesional

Entre sus proyectos está desarrollar una línea de investigación en Atención Primaria

Martes, 29 de marzo de 2011, a las 11:31

Leandro Catalán, presidente de SEMG Aragón.

Cristina Mouriño. Madrid
Leandro Catalán ha sido elegido presidente de la Sociedad de Medicina General de Aragón (SEMG- Aragón) tras las elecciones a la Junta Directiva celebradas el pasado fin de semana, en las que sólo concurría la candidatura que él encabezaba. Hace año y medio que asumió la responsabilidad de presidente tras la dimisión del anterior por motivos personales. Catalán ha explicado a Redacción Médica que “una de las necesidades más urgentes es la implantación de nuevas fórmulas de gestión en los Equipos de Atención Primaria (EAP) que permita una mayor autonomía de gestión profesional”.

El pasado fin de semana ha sido elegido presidente de la SEMG en Aragón, ¿qué iniciativas tiene previsto poner en marcha?

En la anterior legislatura ocupaba el cargo de vicepresidente. Hace año y medio el presidente anterior presentó su dimisión por razones personales y tuve que asumir la responsabilidad de presidente. Ahora presenté una candidatura encabezada por mí para continuar con la dirección y proyectos de SEMG Aragón. Potenciar la participación de los residentes de Medicina Familiar y Comunitaria en las actividades de la SEMG, continuar con los proyectos formativos y desarrollar una línea de investigación en AP.

¿Cuál es la situación de los médicos de Atención Primaria en la Comunidad? ¿Cuáles son sus demandas y necesidades?

Los médicos de AP de Aragón están desmotivados por las últimas acciones llevadas a cabo en la AP, incumplimiento de las estrategias de AP XXI, recortes salariales, congelación de la carrera profesional. Desde la SEMG apostamos por nuevas fórmulas que permitan una mayor autonomía de gestión a los profesionales de los Equipos de Atención Primaria.

Entre las necesidades más urgentes de la Atención Primaria en Aragón se encuentra reducir el número de tarjetas sanitarias, teniendo en cuenta factores que requieren mayor demanda, el porcentaje de pensionistas y el envejecimiento. Asimismo, es urgente regular el empleo temporal y los refuerzos. Las plantillas en los Equipos de Atención Primaria deben ser acordes a la dispersión, envejecimiento y pensionistas, por lo que deben hacerse convocatorias de empleo público de todas las plazas vacantes.

Otra de las propuestas que hacemos desde la SEMG es incrementar el presupuesto destinado a la Atención Primaria, para situarlo entre el 15-20 por ciento del total del gasto.

En cuanto a la formación, docencia e investigación creemos que la oferta tiene que ser universal, anual y obligatoria para todos los profesionales.

Los profesionales de Primaria deben tener libre acceso a pruebas diagnósticas, a la totalidad de consultas de Atención Especializada y se deben regular los tiempos de demora en consultas médicas y quirúrgicas.

Por último creemos que se debe compensar el ejercicio profesional en los equipos de Atención Primaria rurales, adecuando el gasto de los desplazamientos y transporte a la realidad; y ejercitar la libranza tras la guardia en Atención Primaria como en Especializada.

Uno de los principales problemas con los que se encuentran los médicos de Primaria es la excesiva carga de trabajo administrativo en las consultas, ¿qué medidas cree que deben tomarse?

Se debe apostar por la eliminación de los obstáculos administrativos aplicadas, en muchas de las acciones llevadas a cabo desde la AP, como son la autorización de visados de recetas, pañales de incontinencia, dietas nutrición enteral, fármacos habituales en la prescripción etc…

Asimismo, es necesario el apoyo administrativo para informatización de consultas y aplicación de la receta electrónica y la disminución de las tareas administrativas, renovación de bajas laborales, informes no clínicos, etc.

¿Cuáles son, a su juicio, los retos a los que se enfrenta la Medicina Familiar?

El reconocimiento y la equiparación profesional en el mismo nivel que el resto de especialidades; y la homogenización de la especialidad en todos los aspectos profesionales y laborales, sin ningún tipo de discriminación.