Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:15

La SEC reclama “mejor coordinación” para tratar el infarto

Solo Navarra, Murcia, Galicia, Cataluña y Baleares tienen programas de reperfusión en red

Miércoles, 27 de julio de 2011, a las 14:30

Eva Fariña. Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
La Sociedad Española de Cardiología (SEC) calcula que unos mil pacientes afectados por un infarto agudo de miocardio podrían salvarse cada año si hubiera una mejor coordinación del sistema sanitario. En el año 2009 fallecieron 20.000 de las 70.000 personas que sufrieron un accidente cardiovascular de este tipo, una cifra que podría reducirse si todas las CCAA tuvieran en cuenta que el tiempo que transcurre desde que el paciente sufre un infarto agudo hasta que se le abre la arteria obstruida mediante una angioplastia primaria debe ser inferior a los 120 minutos.

Carlos Macaya explica las diferentes opciones
de tratamiento ante el infarto agudo de miocardio.

Antonio Fernández Ortiz destaca que en España hay un bajo porcentaje de pacientes tratados con angioplastia.

El presidente de la SEC, Carlos Macaya, ha explicado que la iniciativa Stent for Life, puesta en marcha junto con la Sociedad Europea de Cardiología, pretende reducir en el año 2013 las diferencias actuales por comunidades autónomas. En la actualidad, solo Navarra, Murcia, Galicia, Cataluña y Baleares tienen programas de reperfusión en red. Según el Registro Nacional de Actividad en Cardiología Intervencionista, Navarra y Galicia tienen porcentajes de angioplastias primarias por millón de habitantes al nivel de los mejores países europeos. Por el contrario, Asturias, Andalucía o Comunidad Valenciana están muy por debajo de la media nacional y, por tanto, están muy alejadas de los estándares ideales.

“Para lograr reducir la mortalidad, las administraciones y las sociedades científicas debemos comprometernos a promover la creación de programas de reperfusión en red adaptados a cada comunidad autónoma”, ha indicado el doctor Macaya.

Los doctores Carlos Macaya y Antonio Fernández, durante la rueda de prensa celebrada en la sede de la SEC.

También Antonio Fernández Ortiz, secretario de la Sección de Cardiopatía Isquémica y Unidades Coronarias de la SEC, se ha referido a las diferencias existentes entre las comunidades autónomas y ha recalcado que la iniciativa Stent for Life pretende “influir en las autoridades sanitarias para que mejoren la planificación o la prioridad de estos pacientes”. “No hace falta poner más dinero, sino más medios”, ha añadido.