13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Único modelo de receta para la sanidad pública y privada

Incorporará más información para el paciente y posibilitará la dispensación sucesiva para tratamientos crónicos

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Madrid
El Consejo de Ministros, a propuesta de la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha aprobado el Real Decreto de receta médica y órdenes de dispensación. Esta nueva norma, que desarrolla la Ley de Garantías y Uso Racional de Medicamentos y Productos Sanitarios, introduce importantes novedades que modernizan la legislación de este tipo de documentos sanitarios, como que el tipo de documento será el mismo si se prescribe en la sanidad pública o la privada. Además, incorporará un texto dirigido al paciente y posibilitará la dispensación sucesiva cuando se trate de tratamientos crónicos.

Pérez Rubalcaba compareció tras el Consejo de Ministros.

El nuevo real decreto establece un modelo armonizado de receta médica y órdenes de dispensación hospitalaria, que son aquellas que se extienden en los hospitales para la dispensación de medicamentos por parte de los servicios de farmacia hospitalaria a pacientes no ingresados. Entre las principales novedades de la norma, destaca la regulación de un modelo único de receta con requisitos comunes para los medicamentos que la precisen, independientemente de que estén o no financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS) y de que se prescriban en la sanidad pública o privada (algo que no sucedía hasta ahora).

La armonización de la receta médica tanto en la sanidad pública como privada constituye un elemento de calidad y seguridad para el paciente. En este sentido, la norma aprobada refuerza la información al paciente incorporando a la receta un documento de información, de entrega obligada, en el que el profesional que prescriba el medicamento anotará las instrucciones adicionales sobre el tratamiento y las advertencias al farmacéutico para que éste realice la dispensación con las máximas garantías de seguridad y eficacia.

Unificación nacional de criterios para la receta electrónica

Además, la norma garantiza la dispensación de los medicamentos en cualquier farmacia del territorio español y posibilita tanto la dispensación de un medicamento en una sola vez como la dispensación sucesiva cuando se trate de tratamientos crónicos. De este modo, los pacientes con enfermedades crónicas evitarán visitar al médico exclusivamente para renovar las prescripciones, con lo que aumentará la comodidad de los pacientes y mejorará la gestión asistencial en atención primaria. El real decreto también amplía la capacidad de prescribir medicamentos a los podólogos, que se unen así a médicos y odontólogos, como profesionales sanitarios con capacidad para prescribir medicamentos sujetos a receta médica.

Otra novedad importante del texto es la regulación del modelo de receta electrónica, que se está implantando progresivamente en el Sistema Nacional de Salud (SNS). La norma recoge las características de la receta electrónica, así como los requisitos de coordinación necesarios para que se garantice la interoperabilidad en el SNS y se garantice su funcionalidad en los pacientes desplazados para que estos dispongan de su medicamento en cualquier oficina de farmacia del territorio español.

28 millones de euros para financiar la Ley de Dependencia en Andalucía y Cataluña

El importe que se aprueba hoy es el 25 por ciento de la cantidad del nivel acordado que corresponde a cada comunidad autónoma, porque el otro 75 por ciento ya se ha hecho efectivo. Andalucía recibirá más de 15 millones de euros (15.332.280 euros) y Cataluña más de 12 millones de euros (12.347.556 euros).

Para recibir estos fondos es necesaria la suscripción de convenios de colaboración entre estas comunidades autónomas y el Estado. Como la cantidad que va a recibir cada una de las comunidades supera los 12 millones de euros, antes de la suscripción del convenio es necesario que lo autorice el Consejo de Ministros. Gracias a estas dotaciones del nivel acordado, que para el conjunto del Estado superan este año los 283 millones de euros, se mejoran las prestaciones y servicios de atención a la dependencia en todas las comunidades autónomas, que ya reciben más de 650.000 personas beneficiarias de la Ley de Dependencia.