Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:50

La sanidad pública financiará el cambio de sexo

La norma que lo regulará inicia su tramitación parlamentaria

Jueves, 15 de enero de 2015, a las 16:03
Redacción. Mérida
La futura Ley de Igualdad Social y contra la Discriminación de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transgéneros, Transexuales e Intersexuales recogerá entre sus preceptos un protocolo de transexualidad que garantiza la financiación por parte de la sanidad pública todo el proceso de cambio de sexo, así como el derecho de las lesbianas a ser madres utilizando técnicas de reproducción asistida.

María de los Ángeles Muñoz.

El proyecto de esta Ley ha sido registrado este jueves en el Parlamento regional, y se espera que, tras su tramitación parlamentaria, esté definitivamente aprobada antes de que termine la legislatura el próximo mes de mayo, dando así cumplimiento a una reivindicación “histórica” del colectivo en los últimos 20 años.

La consejera de Empleo, Mujer y Políticas Sociales, María de los Ángeles Muñoz, acompañada por los responsables de la Fundación Triángulo, José María Núñez, y de Extremadura Entiende, Marisa González, ha presentado posteriormente en rueda de prensa los detalles de la nueva Ley.

Así, además de recoger las reivindicaciones del colectivo, sus representantes consideran que se convertirá en la norma de protección social más avanzada de todo el país en materia de igualdad y de no discriminación por razón de orientación sexual o de identidad de género.

Según ha explicado el representante de la Fundación Triángulo, José María Núñez, la norma recoge “el 99 por ciento” de las reivindicaciones del colectivo, ha apuntado que es la ley “avanzada del país”, superando a las de Cataluña y Andalucía, debido al nivel de reconocimiento de derechos. Nuñez ha explicado que si bien algunas de estas prestaciones, como es la reproducción asistida en madres lesbianas, o el protocolo sanitario para llevar a cabo el cambio de sexo ya se venían prestando gratuitamente por la sanidad extremeña, ahora está reconocido por ley como un derecho.

Sobre las medidas referidas al ámbito de la Salud, ha explicado que se establece un protocolo de transexualidad que va a garantizar que “todas las personas transexuales tengan la atención necesaria para poder hacer realidad esa necesidad de identificar su cuerpo con el género sentido”, todo ello con financiación pública, a cargo del Servicio Extremeño de Salud.

Asimismo, se dará cumplimiento al compromiso adquirido en este sentido por el presidente extremeño, José Antonio Monago en relación a no discriminar a las lesbianas en los programas de reproducción asistida, como así ha ocurrido a nivel nacional.