21 nov 2018 | Actualizado: 18:40

El 29% de la población intuye corrupción en la sanidad

En cambio, figura como el segundo sector más limpio en este sentido, superado solo por educación

Jueves, 07 de julio de 2011, a las 00:45
Redacción. Madrid
La sanidad no ha contado con un protagonismo destacable en el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de junio publicado ayer. El apartado más reseñable se encuentra en las preguntas sobre corrupción, donde para el 7 por ciento de encuestados se trata de un ámbito donde esta práctica está 'muy extendida', y para el 21,8 por ciento 'bastante extendida'. Por el contrario, un 10,1 por ciento de ciudadanos considera que es un ámbito 'nada corrupto', a la altura de las ONG (también recibe un 10,1), y solo precedido por la educación (12,5 como valoración más positiva).

Foto de familia del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.


Observando los resultados, parece que no solo Leire Pajín considera que el Sistema Nacional de Salud es la ‘joya de corona’ del estado de bienestar español. Los participantes del CIS no consideran a la sanidad como un ámbito que les dé quebraderos de cabeza a la altura del paro (82,6 por ciento) o la situación económica (47 por ciento): muy lejos de esto, solo el 4,4 por ciento de ellos la consideran un problema importante. Una opinión que tampoco varía cuando la pregunta se dirige específicamente a lo ‘que más afecta personalmente’, volviendo a ocupar los primeros puestos de las valoraciones más positivas.

El Barómetro de junio presta esta vez una especial atención a la corrupción, apartado donde la sanidad es valorada junto a sectores tales como la educación, la construcción o los medios de comunicación. Aquí la ‘concesión de obras públicas’ gana por goleada ante un 51,8 por ciento de encuestados que opina que en dicho sector estas 'malas prácticas’ están ‘muy extendidas’, mientras que el ámbito sanitario recibe un 7 por ciento de valoraciones. En las dos siguientes mediciones de la corrupción, la sanidad asciende puestos ligeramente: para el 21,8 por ciento de participantes está ‘bastante extendida’ (el peor dato es para la construcción, con un 37,2 por ciento) mientras que ‘algo extendida’ para el 12,6 por ciento (un 13,8 es para los medios de comunicación).

Saltarse listas de espera es corrupto

Los entrevistados también aludieron a la sanidad a la hora de discernir actos de corrupción ante situaciones delictivas o ilegales planteadas. Concretamente, en el supuesto de ‘que una persona que trabaje en el sistema sanitario ayude a un familiar o persona amiga para que se haga una prueba médica saltándose la lista de espera’: para el 48,8 por ciento es un acto ‘claramente’ corrupto si bien las dudas asaltaron al 25,2 por ciento.