20 nov 2018 | Actualizado: 15:15

La sanidad se queda fuera de la agenda prioritaria de Juncker

El contrabando de medicamentos y la prevención en el trabajo, únicas prioridades del ramo para el equipo de Juncker

Miércoles, 17 de diciembre de 2014, a las 19:01
Jesús Vicioso Hoyo. Madrid
La Comisión Europea se ha olvidado de la sanidad en su programa de trabajo con las líneas prioritarias para el próximo año. O, al menos, le ha otorgado un papel prácticamente secundario, y no está en la lista de las iniciativas clave, sino en la de propósitos de exámenes normativos: la evaluación de un reglamento sobre contrabando de medicamentos y de una directiva sobre salud laboral son de las pocas iniciativas que está previsto que se toquen en 2015.

Jean-Claude Juncker.

El Ejecutivo de Jean-Claude Juncker ha presentado esta agenda, en concertación con el Parlamento Europeo, en la se identifican las acciones “que harán una diferencia positiva para el empleo, el crecimiento y la inversión en 2015”. De hecho, estas áreas son las que tienen mayor relevancia de cara al próximo año en la lista de las 23 nuevas iniciativas se ha comprometido a adoptar la Comisión.

Sin embargo, ninguna de las prioridades está relacionada de manera directa con la sanidad. A ésta hay que localizarla en el documento de propósitos para examinar las normativas de la Unión Europea. Aquí se encuentra la evaluación de un reglamento de 2003, concretamente el 953 de ese año, cuya pretensión es el desvío comercial de medicamentos esenciales. La ‘guía’ señala que se espera la presentación de resultados en 2015.

Lo mismo se espera en el examen a una directiva  relacionada con la aplicación de medidas que promueven la mejora de la seguridad y la salud de los trabajadores y otras directivas relacionadas. En este sentido, es de reseñar la propia cartera de Salud y Seguridad Alimentaria no incluye una revisión específica en cuanto a políticas sanitarias.

En la introducción del programa de Juncker para 2015 asegura que la Comisión trabaja, desde que tomó las riendas del club de los Veintiocho, para reducir la carga burocrática “manteniendo los altos niveles” de la salud de los ciudadanos.

Articulados europeos

En cuanto a las normativas europeas que entrarán en vigor a lo largo del próximo año, la Comisión ha recogido el reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo en lo relativo máximo niveles de residuos de asulam, cianamida, diclorán, flumioxacina, flupirsulfurón-metilo, picolinafen y propisocloro en determinados productos, que llegará en mayo; la directiva de los requisitos para la protección de la salud pública en general respecto a las sustancias radiactivas en las aguas destinadas al consumo humano (entrará en vigor el 28 de diciembre), o la puesta en marcha, a partir del 1 de julio, del reglamento sobre el diseño del logotipo común para identificar a las personas que ofrecen al público medicamentos por venta a distancia y los criterios técnicos, electrónicos y criptográficos a efectos de la verificación de la autenticidad del mismo.

Una última mención, meramente testimonial y que ratifica algo que ya se había dicho, es que en la negociación del nuevo Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) con Estados Unidos salvaguardando la sanidad europea.

ENLACES RELACIONADOS:

Programa de trabajo de la Comisión Europea para 2015

Listado de las nuevas iniciativas previstas