Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

La sanidad católica se concentra

Entre los objetivos, potenciar las sinergias asistenciales y centralizar las compras

Miércoles, 09 de abril de 2014, a las 15:57
Enrique Pita / Imagen: Miguel Angel Escobar. Madrid
Siete hospitales pertenecientes a distintas órdenes religiosas se han unido bajo la marca Hospitales Católicos de Madrid, una entidad sin ánimo de lucro, según ha recalcado el gerente de HCM, Vicente Rodríguez-Mora, que ha asegurado que esta nueva iniciativa aporta “el valor diferencial de los principios católicos”, que, ha explicado, pasan por un enfoque integral del paciente, espíritu de servicio y entrega al cuidado del enfermo, apuesta por la innovación o el respeto a la vida y un trato humano.

El gerente de Hospitales Católicos de Madrid, Vicente Rodríguez-Mora.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez.


Pese a nacer como grupo, los centros englobados en HCM (Hospital Beata María Ana, La Milagrosa, Nuestra Señora del Rosario, San Francisco de Asís, San Rafael, Santa Elena y la VOT de San Francisco de Asís) mantendrán su gestión independiente e individualizada, si bien han acordado una serie de políticas comunes que dotarán de sentido a la creación del grupo. En este sentido, Rodríguez-Mora ha explicado que esta unión va a suponer la potenciación de los servicios asistenciales de los centros, con iniciativas colaborativas, lo que debe permitir, además, mejorar los procesos asistenciales. Además, el gerente de HCM ha reconocido que otro de los puntos fuertes de esta unión será la centralización de las compras.

“Esta unión nos convierte en el primer grupo hospitalario de Madrid por número de centros y de camas (1.111)”, ha recalcado Rodríguez-Mora, si bien no va a haber por el momento distintivos diferenciales que unan al grupo bajo una misma marca. En todo caso, “el margen de la integración es total e irá apareciendo a medida que vaya avanzando el día a día”, con la intención de “continuar juntos e ir compartiendo cada día más”. El grupo, en todo caso, está abierto a nuevas incorporaciones de otros centros, siempre que compartan “los principios católicos”, sean o no sean hospitales generales.

Rouco Varela y el consejero Rodríguez arropan la presentación

La presentación de Hospitales Católicos de Madrid ha contado con la presencia del arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, que han mostrado su satisfacción por el nacimiento de esta iniciativa, que el arzobispo ha calificado de “buena desde el punto de vista técnico, científico y médico, pero que también tiene un valor de fondo, que es buscar el valor integral de la persona”.

Por su parte, el consejero Rodríguez ha considerado que este nuevo grupo tiene un importante “valor sanitario y social que viene a ampliar la oferta de la Comunidad de Madrid”. Así, ha recalcado la calidad de la atención que prestan estos centros y ha señalado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid “quiere un sistema público, gratuito, eficiente, eficaz y universal”, para lo que “no va a regatear esfuerzos, pero muchas veces es necesario establecer sinergias y conciertos con la privada”.

De izquierda a derecha: el presidente de HCM, Francisco Ferragut; el gerente de HCM, Vicente Rodríguez-Mora; el consejero Javier Rodríguez; el arzobispo Antonio María Rouco Varela; la viceconsejera de Ordenación e Infraestructuras Sanitarias, Belén Prado, y el vicepresidente de HCM, José Miguel Sanabria.