Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:00

La Rioja y País Vasco llevarán al Interterritorial la cuantía económica por atención en zonas limítrofes

La asistencia especializada en Logroño de los pacientes de la Rioja Alavesa se reanuda el día 15 y se compensará aumentando el cupo de pacientes riojanos que atenderá Osakidetza

Miércoles, 07 de diciembre de 2011, a las 14:14

Redacción. Logroño
Las comunidades de La Rioja y el País Vasco trasladarán al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) la solicitud de compensaciones económicas por la atención sanitaria especializada que presten a pacientes de otros territorios.

José Ignacio Nieto y Rafael Bengoa han sellado así el acuerdo.

Así lo han avanzado este miércoles en una rueda de prensa los consejeros de Salud del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Nieto, y de Sanidad del Gobierno Vasco, Rafael Bengoa, tras firmar en Logroño el acuerdo transitorio para garantizar la asistencia sanitaria a pacientes de municipios de la Rioja Alavesa, que se reanudará el 15 de diciembre.

Este acuerdo es válido hasta el 29 de febrero de 2012, cuando se debería haber alcanzado el convenio definitivo, y también incluye la prestación de nuevas pruebas diagnósticas y otras técnicas complementarias a pacientes riojanos en el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), ha detallado Nieto.

Con este convenio de cooperación mutua se pone fin al conflicto surgido hace tres meses, cuando La Rioja dejó de prestar atención primaria y especializada a unos 12.000 pacientes de municipios de la Rioja alavesa, situados más próximos a Logroño que a Vitoria, hasta que no se obtuviese una compensación del Gobierno Vasco.

Podrá aumentar el flujo de pacientes riojanos al País Vasco

La Rioja podrá aumentar el "flujo" de pacientes a Osakidetza en determinadas atenciones especializadas, como neurocirugía, en virtud del preacuerdo firmado este miércoles entre esta comunidad y el País Vasco. La atención de los pacientes de La Rioja Alavesa se restablecerá de nuevo el próximo día 15, en iguales condiciones que antes del 'conflicto sanitario'.

Las especialidades de Osakidetza a las que podrán acceder los pacientes de La Rioja Salud son ecobroncoscopias, unidad del sueño, láser verde (adenoma de próstata), oftalmología (patologías especiales), cirugía maxilofacial, neurocirugía urgente, neuroradiología, unidad neuromuscular, unidad de epilepsias.

También, técnicas con cápsulas intestinales, ecoendoscopias, manómetro rectal, estereoscopia de doble balón, cirugía de la obesidad y cirugía plástica para reconstrucción mamaria derivadas de cirugía bariátrica y por lipodistrofia. Por último, cirugía general, cardiaca, traumatología, neurocirugía, urología y oftalomolgía infantiles y de prematuros.

Se trata de especialidades en las que el País Vasco ya atendía a La Rioja. Por tanto, la novedad será que se podrá aumentar el "flujo" de pacientes. No obstante, al ser un preacuerdo, en el acuerdo definitivo se podrían sumar otras especialidades.

El consejero vasco rechazó que desde esta comunidad se pueda dar alguna prestación económica. Si ésta fuese necesaria, entendió, debería hacer cargo el Fondo de Cohesión.

Tampoco se contempla dentro de las negociaciones que el País Vasco se vaya a hacer cargo de los abortos de mujeres riojanas dado que en esta comunidad los facultativos se acogen a la cláusula de conciencia y Rioja Salud debe buscar en cada caso otro hospital y pagar la atención.

Nuevo marco nacional

Bengoa ha considerado que este caso ha destapado la "falta" de un "nuevo marco nacional" para la atención de pacientes limítrofes. De hecho, aunque ambas comunidades sean las que se van a encargar de discutir el acuerdo definitivo, adelantó que llevará el tema al primer Consejo Interterritorial que se celebre, previsiblemente en enero.

Nieto ha mostrado su "satisfacción" por el acuerdo y destacó su carácter de "transitorio". Así, dijo, se ha "abierto el camino" para llegar a un acuerdo, entre ambas comunidades, con el que los pacientes de La Rioja Alavesa puedan ser atendidos y, a la vez, "no se haga en detrimento de los riojanos".

Hasta el 29 de febrero, ambas comunidades se dedicarán a analizar el flujo de pacientes entre comunidades para tener, según dijo Bengoa, una "foto" de la situación, ya que, a día de hoy, y así lo manifestaron sus consejeros en la rueda de prensa, cada una siente que da más que la otra en materia sanitaria.