Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

La Rioja y País Vasco basan en la “colaboración” su nuevo convenio sanitario

Se creará una Comisión de seguimiento para velar por el cumplimiento del acuerdo

Jueves, 12 de septiembre de 2013, a las 14:39

Carlos Cristóbal. Madrid
La residencia del lehendakari en Ajuria Enea ha acogido la firma del convenio entre los gobiernos del País Vasco y La Rioja en materia de asistencia sanitaria. En el acto, que ha estado encabezado por el lehendakari Urkullu y el presidente del Gobierno riojano, Pedro Sanz, se ha destacado la importancia de un acuerdo con el que, además de garantizarse la asistencia a los ciudadanos residentes en zonas cercanas a las fronteras en ambas comunidades, se abre una nueva etapa “de buena relación, vecindad y convivencia construida desde la base de la colaboración”.

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, posa junto al lehendakari vasco, Íñigo Urkullu.

En su intervención, el presidente de La Rioja ha agradecido la disposición mostrada por Urkullu para normalizar las relaciones entre las dos comunidades con este acuerdo como primer paso. Sobre él, Sanz ha asegurado que “nace de la cooperación, y no del conflicto”, ha asegurado destacando que su realización es “fruto del diálogo” y que “pone de manifiesto los servicios que puede prestar cada comunidad”.

Entre los términos más destacados del pacto se encuentra el compromiso por parte del Servicio Riojano de Salud de prestar atención especializada a los pacientes que la Atención Primaria de Osakidetza derive en 14 municipios de La Rioja Alavesa, lo que supone una población de referencia de 11.500 personas. Asimismo, el Servicio Vasco de Salud prestará a los ciudadanos residentes en La Rioja servicios que, por capacidad demográfica y número de atenciones, no puede poner en marcha.

En lo que al aspecto económico se refiere, el texto recoge los mecanismos establecidos en el Sistema Nacional de Salud (SNS) a través del Fondo de Cohesión Sanitaria y el Fondo de Garantía Asistencial. No obstante, ambas partes han coincidido a la hora de señalar la búsqueda del equilibrio, en el ámbito económico y asistencial de ambas comunidades.

Los consejeros de Salud de ambas autonomías, Jon Darpón por el País Vasco y José Ignacio Nieto por La Rioja, se han encargado de sellar el acuerdo, cuya duración es de tres años prorrogables anualmente. Precisamente Darpón ha incidido en la importancia que tiene el establecimiento de una Comisión Interinstitucional que se reunirá trimestralmente y evaluará los flujos de pacientes y su coste en cada sistema. Además de ella se creará también una Comisión de seguimiento, compuesta por los representantes de cada comunidad, y que se encargará de velar por el cumplimiento del convenio.

La firma en Ajuria Enea supone el punto y final al conflicto sanitario entre el País Vasco y La Rioja centrado en la atención a los municipios de La Rioja Alavesa. Para ello se han requerido unas negociaciones que se han ido produciendo desde el pasado mes de marzo y que recibió un importante impulso con la creación del Fondo de Garantía Asistencial por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.