17 dic 2018 | Actualizado: 17:45

Ibáñez inaugura un TAC de 4 dimensiones en La Ribera

El centro se convierte en pionero en la Comunidad en esta clase de tecnología

mié 05 marzo 2014. 18.17H
Redacción. Valencia
El Hospital de La Ribera invierte 296.615 euros en un nuevo equipo de TAC (tomografía axial computerizada) para Radioterapia en cuatro dimensiones para el diagnóstico del cáncer, según ha explicado el secretario autonómico de la consejería de Sanidad autonómica, Luis Ibáñez, quien ha visitado el centro sanitario.

Este hospital se convierte, así, en uno de los primeros públicos de la Comunidad en disponer de esta avanzada tecnología, de la que se beneficiarán cada año más de 1.000 pacientes con tumores de próstata, mama, pulmón, útero o colon, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Manuel Marín, director gerente del Hospital de La Ribera; Francisco Candela, jefe del Servicio de Radiofísica; Luis Ibáñez, secretario autonómico; Miguel Soler, jefe del Servicio de Radioterapia; y Enrique Ballester, comisionado de la Consejería de Sanidad.


Entre otras ventajas, este equipo permite obtener una completa reconstrucción digital del tumor (sus formas, tamaño, localización y tejidos circundantes), lo que posibilita una mayor eficacia y agilidad en el tratamiento oncológico con radioterapia.

Según ha destacado el secretario autonómico, la Comunidad Valenciana “ha mostrado siempre una preocupación capital por mantenerse a la vanguardia en la incorporación de nuevos equipos y técnicas que permitan ofrecer a los pacientes una asistencia sanitaria moderna, innovadora, eficaz y de la más alta calidad”.

En este sentido, Ibáñez ha considerado al Hospital de La Ribera “como un ejemplo de apuesta permanente” por avanzados equipos tecnológicos, “que ayuden a conseguir diagnósticos cada vez más precoces y tratamientos mucho más eficaces” en enfermedades de alta prevalencia entre la población.

Según el director gerente del centro sanitario de Alzira, Manuel Marín, con esta inversión el Hospital de La Ribera “da un paso más” en el uso de “la más avanzada” tecnología en materia de pruebas diagnósticas y “refuerza su apuesta por mantenerse como un centro puntero en la lucha contra el cáncer”.

Beneficios para el paciente

El nuevo equipo de Tomografía Axial Computerizada (TAC) adquirido por  La Ribera presenta grandes ventajas para los pacientes oncológicos, ya que cuenta con el más avanzado sistema de adquisición de imágenes para el diagnóstico. En este sentido, Miguel Soler, jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del hospital, ha explicado que gracias al diagnóstico que proporciona el TAC-Simulador, se puede aplicar el tratamiento “con mayor precisión sobre las células afectadas por el cáncer, reduciendo notablemente los efectos secundarios en los tejidos sanos de alrededor con el consiguiente beneficio para la calidad de vida del paciente”.

De esta forma, se aumenta considerablemente la eficacia de los tratamientos radioterápicos llevados a cabo mediante los dos Aceleradores Lineales o el equipo de Braquiterapia del Hospital, ya que disminuirán considerablemente las probabilidades de que el tumor reaparezca en el mismo sitio o de que las células cancerosas sobrevivan entre cada sesión de radioterapia.

Según Soler, este TAC-Simulador “será una herramienta valiosísima para los pacientes que, además de ser diagnosticados con las últimas tecnologías existentes en el mercado, serán tratados de forma mucho más eficiente y ágil”.

Tomografía y biopsias mínimamente invasivas

El equipo TAC-simulador adquirido cuenta con el mejor sistema de detección de lesiones por tomografía (procesado de imágenes por secciones) que le permite obtener por cada exploración hasta 16 imágenes axiales de 0,75 milímetros de grosor y en 4D. Con ello se consiguen diferentes planos y ángulos del tumor y sus desplazamientos, así como un estudio mucho más preciso de la zona, ya que elimina la superposición de estructuras glandulares que pueden ocultar un cáncer, aumentando la precisión del diagnóstico.

En este sentido, Soler ha destacado el “importante” salto en calidad que supone la adquisición de este nuevo TAC, “no solo para el paciente, sino también para los propios profesionales, ya que facilita extraordinariamente la realización de nuestro trabajo”, ha dicho.

Asimismo, el nuevo equipo ofrece la posibilidad de realizar biopsias y procedimientos intervencionistas mínimamente invasivos con importantes ventajas para el paciente, ya que requerirá menos contraste inyectable gracias a la mayor capacidad de procesamiento de imágenes del TAC-simulador.