13 dic 2018 | Actualizado: 21:45

La revascularización endovascular evita la amputación de miembros inferiores y reduce costes

Javier Cabo, responsable de Cirugía Cardiovascular de La Paz, explica los resultados de un estudio de 2012 realizado en hospitales españoles

mar 14 mayo 2013. 12.09H

Eva Fariña / Imagen: Adrián Conde. Barcelona
Barcelona ha albergado el 10º Simposio Internacional sobre Terapéutica Endovascular (SITE), en el que Boston Scientific ha presentado el encuentro ‘Impacto de los estudios de coste-eficacia en la adopción de nuevas tecnologías endovasculares: ¿qué deberíamos hacer ahora?’. El simposio ha sido moderado por Vicente Riambau, jefe del Servicio de Cirugía Vascular del Instituto del Tórax en el Hospital Clínic de Barcelona, y han participado diversos especialistas internacionales, como Antoni Trilla, presidente del Comité Ejecutivo de la Agencia de Evaluación Tecnológica de Cataluña; Javier Cabo, jefe clínico de Cirugía Cardiovascular del Hospital La Paz de Madrid; Hisham Rashid, consultor del Hospital King’s College de Londres, y Mark McIntyre, senior director of Health Economics and Government Affairs EMEA (HEGA) de Boston Scientific.

En el simposio organizado por Boston Scientific han intervenido Hisham Rashid (izq.), consultor del Hospital King’s College de Londres; Mark McIntyre, senior director of Health Economics and Government Affairs EMEA (HEGA) de Boston Scientific; Vicente Riambau,
jefe del Servicio de Cirugía Vascular del Instituto del Tórax en el Hospital Clínic de Barcelona; Javier Cabo, jefe clínico de Cirugía Cardiovascular del Hospital La Paz de Madrid, y Antoni Trilla, presidente del Comité Ejecutivo de la Agencia de Evaluación Tecnológica de Cataluña.

Javier Cabo explicó los resultados de un estudio realizado en 2012 por varios hospitales españoles que analiza el coste del tratamiento en relación a la calidad de vida de los pacientes, y que tiene en cuenta la morbilidad y la mortalidad. Los pacientes del estudio tenían patología crónica isquémica de miembros inferiores, para la que hay tres alternativas: la revascularización quirúrgica, la revascularización mediante procedimientos endovasculares y la amputación del miembro.

En este caso, el estudio era de coste-utilidad entre la revascularización mediante técnicas endovasculares y la amputación de miembros. “No hace falta hablar de los beneficios para los pacientes. La calidad de vida de las personas que sufren una amputación es inferior a la de los pacientes revascularizados”, afirma Javier Cabo. “En cuanto a los costes, se ahorran todos los gastos directos derivados de la cirugía hospitalaria, así como los costes sociales y de dependencia de ese paciente”.

Hisham Rashid, consultor del Hospital King’s College
de Londres, y Mark McIntyre, HEGA de Boston Scientific.

Javier Cabo, jefe clínico de Cirugía Cardiovascular
del Hospital La Paz de Madrid.

Como moderador de la mesa, Vicente Riambau analizó la relación coste-eficacia de las técnicas endovasculares en miembros inferiores. A continuación, Antoni Trilla explicó el papel actual y futuro de las agencias de evaluación tecnológica, así como el impacto de los datos de coste-eficacia. Por su parte, Hisham Rashid ha hablado de su experiencia como profesional del Hospital King’s College de Londres y se ha cuestionado si “la amputación es un fracaso”. Finalmente, Mark McIntyre ha expuesto el punto de vista de la industria de tecnología sanitaria.

 

Javier Cabo, Hisham Rashid y Antoni Trilla, durante sus intervenciones.

 

Mark McIntyre, senior director of Health Economics and Government Affairs EMEA (HEGA) de Boston Scientific, y Vicente Riambau,
 jefe del Servicio de Cirugía Vascular del Instituto del Tórax en el Hospital Clínic de Barcelona.

 

Vicente Riambau (izq.) actuó como moderador del simposio organizado en el SITE de Barcelona.