Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

La reproducción asistida, punto caliente

Los cribados a incluir en la cartera básica se presentan como uno de los puntos de consenso

Martes, 23 de julio de 2013, a las 13:18

Redacción / Imagen: Adrián Conde. Madrid.
Con cierto retraso sobre la hora prevista, la ministra de Sanidad, Ana Mato, junto a su equipo, y los consejeros de las comunidades autónomas ya están reunidos en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Según ha podido comprobar Redacción Médica a la entrada de la sede ministerial, en conversación con varios consejeros, se antoja una cita técnica más que política, con un punto que se adivina más caliente que el resto por la deriva mediática de la última semana: la reproducción asistida. El consejero del Principado de Asturias, Faustino Blanco, representante de uno de los pocos gobiernos del PSOE que se sientan en el Interterritorial, ha manifestado que espera que en este punto se suavicen las posturas respecto a las intenciones ministeriales aparecidas en prensa estos días.

Ana Mato, y la secretaria general Pilar Farjas, conversan con el consejero José Ignacio Nieto (La Rioja) en presencia de Echániz.

La consejera de Salud y Bienestar Social de Andalucía, María Jesús Montero, también del PSOE, ha adelantado que la propuesta inicial del Ministerio había sido "mejorada" a raíz de la "presión social" de los últimos días. Así, se ha aceptado que no se requiera la existencia de una pareja convencional, aunque todavía queda pendiente que los consejeros y la ministra Ana Mato acepten que las mujeres solteras, tengan o no parejan, puedan someterse a estos tratamientos. La natalidad es, según Montero, un "problema" importante que no puede ser agrandado por "criterios ideológicos" que limiten la reproducción asistida a las familias monoparentales o parejas de lesbianas.

Al respecto, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, ha definido la infertidad como "un problema de salud" pero que tiene "otros elementos que no tienen que ver con un problema sanitario; lo que no es una patología no puede abordarlo el sistema sanitario, tendrá que abordarlo otro sistema".

Por su parte, el consejero valenciano de Sanidad, Manuel Llombart, ha indicado que todas aquellas personas que cuenten con problemas de esterilidad van a estar "absolutamente recogidas" en el acuerdo que se adoptará entre todas las comunidades y el Ministerio de Sanidad.

En este sentido, el consejero de Sanidad del País Vasco, Jon Darpón, ha asegurado que su comunidad va a mantener los tratamientos de fertilidad a las mujeres solteras y lesbianas, en caso de que la decisión final del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad fuera limitar su acceso.

Luis Alfonso Hernández Carrón, consejero de Sanidad y Política Social de Extremadura, ha definido como “polémica” esta cuestión a pesar de que, como ha recordado, “no cambia nada con respecto a la norma de 2006, por lo que toda mujer, independientemente de su orientación sexual o su estado civil, tiene derecho a un tratamiento de fertilidad siempre y cuando cumpla los criterios médicos”. El debate “ideológico” está muy superado, en opinión del consejero extremeño, quien ha apuntado además que “a ninguna mujer se le va a preguntar su estado civil”.

Ausencias destacadas en opinión de Montero

Por otro lado, Montero ha llamado la atención sobre la trasposición de la directiva de sanidad transfronteriza. Una cuestión que, en sus palabras, supone "una quiebra en el concepto de SNS, de manera que cualquier ciudadano puede acudir a un entorno privado, atentando contra el principio de igualdad, y todos pagaremos esos tratamientos en entornos distintos al español". Opinión distinta ha manifestado el consejero manchego, José Ignacio Echániz, quien ha resaltado que cada vez que una comunidad autónoma ponga en marcha una prestación sanitaria estará en la obligación "no solo de ofrecerla a los ciudadanos españoles sino al resto de ciudadanos europeos, lo que abunda en la necesidad de que todas las CCAA avancemos en una cartera común".

También ha resaltado "la ausencia" importante del orden del día que supone, según Montero, que no se trate "la división de fondos que de forma paulatina viene por parte del Gobierno de España", a lo que ha sumado la falta de actualización de la información sobre las listas de espera, "ausencia flagrante" en varias reuniones. La consejera andaluza pedirá a sus homólogos que dichos datos sean actualizados de forma semestral.

Proveedores

Antes de entrar en el Ministerio, el consejero de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha recordado que gracias a los mecanismos financieros aprobados por el Gobierno, las comunidades autónomas están haciendo frente a los pagos de los proveedores. "Nuestras empresas españolas, y también las internacionales, están cobrando en este ejercicio", ha asegurado.

Consenso en los cribados

Uno de los puntos que a priori están más consensuados es el de los cribados de cáncer que se incluirán en la cartera básica: el de cérvix, el de mama y el colorrectal, así como los neonatales.