Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

La región se unirá a un programa “piloto” de dispensación de metadona en farmacias

Dicho plan ya se ha puesto en marcha con buenos resultados en otras comunidades, y contribuye de forma decisiva a normalizar la vida de los drogodependientes

Jueves, 11 de septiembre de 2014, a las 18:57
Redacción. Mérida
El consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha anunciado que la región se unirá a un programa “piloto” de dispensación de metadona en las oficinas de farmacia que formará parte del plan de acciones contra la drogadicción que se está llevando a cabo en la región.

Para no tratar a los drogodependientes como “apestados sociales”

El consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández Carrón.

Dicho plan ya se ha puesto en marcha con resultados “muy buenos” en comunidades como Asturias y País Vasco, y “contribuirá de forma decisiva a normalizar la vida de los drogodependientes”, facilitando su “inserción social” a fin de que estos “enfermos” no sean “tratados” como “apestados sociales”.

Carrón ha realizado el anuncio en la respuesta a la interpelación presentada por el portavoz parlamentario de IU, Pedro Escobar, en el la cámara extremeña, para conocer las líneas de actuación de la Consejería de Salud en materia de lucha contra la drogadicción y los avances en el Plan Nacional de Drogas en la comunidad.

Según Escobar, hay una falta de “cohesión” entre los factores implicados en la lucha contra la drogadicción para dar una respuesta “unificada” en este sentido, y ha pedido al consejero Carrón “concreción temporal” a la hora de fijar dichas acciones.

Disputa por el número de drogodependientes en la comunidad

A este respecto, ha hecho referencia a los datos que ofrecía la memoria de Plan Integral de Drogodependencias y otras Conductas Adictivas (Pidca) sobre Extremadura donde se reflejaba, según el diputado de IU, que “sigue aumentando” el número de extremeños que tienen “algún tipo de problema” con el alcohol, la heroína, el cannabis o el tabaco.

Por el contrario, Carrón ha replicado que los datos de consumo de droga en la región se han situado “siempre pordebajo de la media nacional”, en “todos los consumos”, excepto en el tabaquismo. Asimismo, ha asegurado que los “hábitos” han cambiado y que ahora “no todo el mundo consume heroína como se consumía en los años 80”.

Según el consejero, existen “otros patrones de consumo” y que los datos más “alarmantes” en la comunidad se encuentran en el apartado del tabaquismo y en el aumento del consumo de tranquilizantes.

Planes de sensibilización y asistencia

Sobre este plan, ha dicho que las acciones dirigidas a Extremadura, durante el primer cuatrienio del mismo, se encuentran en proceso de evaluación, y que a falta de tener un dato “exacto”, el grado de cumplimiento ronda el 65 por ciento.

Lo que evidencia, que este plan era “muy ambicioso”, pero que a pesar de encontrarse en proceso de evaluación “no implica”, ha recalcado, que no exista un plan de referencia, o una planificación sólida y tampoco que “no se estén llevando a cabo medidas serias y eficaces”.

En este sentido, ha recordado que recientemente se ha aprobado el Plan de Acción dentro del Plan Nacional de Drogas 2013-2016, posterior a la directiva europea de lucha contra la droga que fue aprobada en el Parlamento europeo en el año 2012.

Un plan, ha destacado, en el que se están incluidos unos grupos de trabajo formados por técnicos de las diferentes comunidades autónomas, reflejo de la colaboración entre administraciones.

Además, ha indicado que desde la Consejería de Salud se están desarrollando planes de sensibilización y asistencia a las personas drogodependientes para los que se existen una serie de recursos y protocolos.

En el ámbito de la sensibilización, el consejero ha destacado las campañas que se llevan a cabo en los colegios e institutos de la región, en coordinación con la Consejería de Educación, y que están dirigidas a menores de entre 3 y 16 años con la intención de informar sobre los efectos de las drogas mediante un método didáctico.

También para menores, pero en este caso, mayores de 16 años, está diseñado el proyecto Pandora, con el que se pretende “dar respuesta” a los jóvenes que empiezan en el consumo de cannabis a edades tempranas e informar de sus “efectos negativos”.

El Pandora va dirigido a aquellos jóvenes que han sido denunciados por el consumo de drogas en la vía pública, de modo que, los padres son informados de la infracción y de la correspondiente sanción administrativa; a la que pueden responder mediante el pago de la deuda o bien con la incorporación del menor en un programa de sensibilización frente al consumo de drogas que consta de seis sesiones.

Otros planes, en este caso dentro de las políticas de intervención a personas drogodependientes, ha destacado el Pimica, para menores que han sido denunciados por conductas delictivas y que se desarrolla, entre otros, en el centro Marcelo Nessi, así como el Pamica, un programa ambulatorio, que atiende a jóvenes infractores que se encuentran en régimen abierto para prevenir una "escalada" en las acciones delictivas y por último el Proyecto Joven, un programa de intervención terapéutica.

Programas contra el tabaquismo

Respecto al aumento en el uso de tranquilizantes, ha dicho que desde hace un año se viene desarrollando un programa piloto para reducir el consumo de este tipo de fármacos en los centros de salud de Don Benito, Cáceres, Coria, Mérida y Badajoz donde se han formado grupos de trabajos y en los que han participado un total de 100 personas.

El tabaquismo no será un mero capítulo en el Plan de acción contra las drogas, para ello se van a impulsar acciones para reducir el consumo de tabaco entre la población más joven y, en especial, la femenina.

Por último, ha detallado los recursos de los que dispone la región en materia de lucha contra la drogadicción, que hay que sumar a las acciones. Según Carrón, Extremadura cuenta con 169 plazas en centros residenciales para la atención de personas dependientes, nueve comunidades terapéuticas, un centro de tratamiento breve, así como 16 centros de drogodependencia.