Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La Región crea una oficina para resolver reclamos de mala praxis

Cada años se detectan entre 100 y 200 demandas de responsabilidad patrimonial

Jueves, 27 de marzo de 2014, a las 19:40
Redacción. Murcia
La Región se revela como la primera comunidad autónoma que dispone de una Oficina de Mediación Sanitaria para resolver aquellas reclamaciones que se encuentren garantizadas dentro de las coberturas de la póliza de seguro de responsabilidad civil-patrimonial, suscrita entre el Servicio Murciano de Salud (SMS) y la compañía aseguradora, en las que pueda haber existido una mala praxis.

El gerente del Servicio Murciano de Salud (SMS), José Antonio Alarcón.

La consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, ha destacado que “ésta es la primera Oficina de Mediación Sanitaria de estas características ya que, aunque otras autonomías disponen de esta entidad y están trabajando para abordar los casos de mala praxis mediante este mecanismo, todavía no lo han puesto en marcha”.

El departamento fue presentado este jueves por Palacios y por el secretario de Gobierno de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia, Javier Parra, en una jornada en la que se han abordado cuestiones relacionadas con la mediación sanitaria.

La creación de la Oficina de Mediación Sanitaria de la Región de Murcia se lleva a cabo según lo recogido en la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles y su actuación comprende todo el territorio español.

En concreto, ha explicado la consejera, se trata de una unidad operativa integrada en el Servicio Jurídico del SMS cuyo cometido es posibilitar la resolución de conflictos, entre usuarios del sistema sanitario público y la compañía aseguradora del SMS, a través de un procedimiento de mediación sin necesidad de recurrir a la autoridad judicial.

Palacios ha indicado que este es un servicio en el que el SMS ha colaborado con su puesta en marcha para “continuar acercando la Sanidad a los pacientes y poder alcanzar de forma voluntaria un acuerdo ante una reclamación formulada previamente”. En este sentido, ha puntualizado que “nadie está obligado a mantenerse en el proceso de mediación ni a llegar a un acuerdo”.

De este modo, el acto de mediación, ha explicado la consejera, debe entenderse como un proceso voluntario en el que las partes son libres para optar por él y acceder o desistir cuando lo crean oportuno sin que por ello pueda derivarse sanción alguna. En el procedimiento de mediación, ha señalado Palacios, “se garantiza la intervención con plena igualdad de oportunidades y garantizando la igualdad de oportunidades entre sus posiciones y el respeto hacia los puntos de vista por ellos expresados”.

En la Oficina de Mediación Sanitaria prestarán sus servicios un mediador, dos peritos y un secretario, que será el encargado de levantar acta de la celebración de sesiones de mediación, así como asesores médicos.
La consejera ha concluido que “en la Región, cada año, se producen entre 100 y 200 reclamaciones de responsabilidad patrimonial presentadas en vía administrativa contra el SMS y esta nueva herramienta será muy útil para poder buscar soluciones evitando acudir a la vía judicial”.