Los cántabros tendrán que pagar parte de la teleasistencia excepto los que ingresen el salario mínimo



12 jul 2012. 14.46H
SE LEE EN 2 minutos

Redacción. Santander
La reducción en un 15% de la cuantía de las prestaciones económicas por cuidados a dependientes en el domicilio supondrá un ahorro anual de seis millones de euros para el Gobierno de Cantabria. Actualmente, en función del grado de dependencia, se paga a los cuidadores entre 520 y 180 euros. Esto configura una nómina mensual de 3,6 millones en la región. Sin embargo, supondrá un ahorro de 490.000 euros al mes.

María José Sáenz de Buruaga.

El objetivo de esta medida es priorizar los servicios de atención profesionalizados y por tanto mejorar la calidad de los mismos al pasar de una atención "informal" a "profesional".

Igualmente, se pretende invertir la tendencia existente en Cantabria, donde 9.683 dependientes (el 61% del total) han solicitado esta prestación, cuando la Ley de Dependencia establece que es de carácter "excepcional". El objetivo es que las ayudas económicas supongan el 40% del total y los servicios, el 60%.

Se trata de una de las medidas contempladas en la reforma del sistema de atención a la dependencia que este viernes aprobará el Consejo de Ministros y que hoy han presentado en rueda de prensa la vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, y la directora del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), Isabel Urrutia.

El copago del servicio de teleasistencia, hasta ahora gratuito en Cantabria, es otra medida que afectará especialmente a la comunidad. Según ha reconocido Sáenz de Buruaga, esta iniciativa “menos positiva” para la región supone, a aquellos que perciben una cantidad igual o inferior al IPREM (532 euros), estar exentos de pago. Sin embargo, las personas que cobren IPREM y medio abonarán el 50% del coste (11 euros al mes) y los que superen esta cantidad tendrán que pagar 19,8 euros mensuales, el 90%.
 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.