Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50

La interpretación de los estatutos estatales deja la presidencia de Semergen Madrid en el aire

Solo el retraso en la convocatoria, ocurrido en la práctica totalidad de las elecciones autonómicas recientes, justificaría la suspensión de los comicios madrileños

Domingo, 11 de noviembre de 2012, a las 23:48

Redacción. Madrid
La suspensión cautelar de las elecciones de la delegación madrileña de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) ha reabierto el cisma entre los partidarios del actual presidente, José Luis Llisterri, y los críticos con su gestión, en esta ocasión representados por Carmen Valdés, presidenta en funciones de Semergen-Madrid. La lucha de intereses entre ambos bandos ha dejado a un lado eso de “los trapos sucios se lavan en casa” para sacar a la luz una trama de intereses y de enfrentamientos personales con visos de purga ideológica que ponen a Semergen al pie de los caballos (lea aquí noticia relacionada).

José Luis Llisterri, presidente de Semergen.

Redacción Médica ha analizado tanto el reglamento electoral como los estatutos de Semergen destacando lo siguiente: por un lado, la decisión de la Junta Electoral de Madrid de anular la candidatura de González Béjar no es arbitraria y se ajusta estrictamente a las normas de Semergen (artículo 5 del reglamento electoral y 13.2 de los estatutos). Además, el propio reglamento, en su artículo 11, señala que “las decisiones que tome la Junta Electoral serán inapelables, y la participación en el proceso electoral implica, en si misma, la aceptación de las mismas”, por lo que, en caso de irregularidad, será un juzgado, y no otro organismo, el único con capacidad para suspender cautelarmente unas elecciones, de acuerdo con la Ley Orgánica reguladora del Derecho de Asociación.

Por el otro lado, sí es cierto que las elecciones en Madrid incumplen los plazos exigidos por el reglamento electoral de Semergen (Artículo 1), aunque los comicios de Semergen en Cantabria, Extremadura, Asturias o País Vasco han sufrido retrasos iguales o mayores sin que la Ejecutiva nacional interviniera por ello. Queda por demostrar si la composición de los miembros de la Junta Electoral de Madrid  fue irregular y se identificó a sus miembros fuera de plazo, lo que podría dar lugar a la anulación de todo el proceso. Con el fin de reflejar todas las versiones, este diario se ha puesto en contacto con las cuatro partes implicadas el conflicto: Milagros González Béjar, candidata a la Presidencia de Semergen Madrid, Carmen Valdés, aspirante a la relección, la Junta Electoral de Madrid y la Junta Directiva Nacional.

González Béjar pide amparo a Llisterri pero no niega las irregularidades de su candidatura

Milagros González Béjar, candidata a la Presidencia de Semergen-Madrid.

Milagros González Béjar ha explicado a este diario que decidió impugnar la candidatura de su adversaria alegando que Carmen Valdés la presentó “fuera de plazo”. “El día 11 de octubre, un día después de cerrarse el plazo para presentar las candidaturas, pedí información sobre la candidatura de Carmen Valdés a la Junta Electoral de Madrid, desde donde me informaron de que la mía era la única candidatura registrada”, argumenta González Béjar. “Impugné la otra candidatura, pero no obtuve respuesta alguna por parte de la Junta Electoral, que el día 6 de noviembre me informó de que mi candidatura estaba anulada (…) por este motivo pedí amparo a la Junta Directiva Nacional”, asegura.

La Junta Electoral de Madrid anuló la candidatura de González Béjar por incumplir el artículo 5 del reglamento electoral de Semergen y el artículo 13.2 de los Estatutos de la sociedad, que establece que “el nuevo socio no podrá ser elegido para cargo en los órganos de gobierno mientras no hayan transcurrido doce meses desde su inclusión en el fichero de la sociedad”, requisito incumplido por varios de los miembros de su lista. Preguntada por este punto, González Béjar no niega la irregularidad, aunque señala que “depende de cómo se interpreten” las normas de la sociedad y emplaza a la decisión del Consejo de Gobierno de Semergen, que se reúne de forma extraordinaria el próximo 15 de noviembre, para dilucidar la cuestión.

Valdés: "Es un juicio sumarísimo contra Semergen Madrid y su presidenta"

Carmen Valdés, presidenta en funciones de Semergen-Madrid.

Carmen Valdés se ha mostrado tajante al defender la validez de su candidatura: “los papeles entraron por correo certificado el 9 de octubre, un día antes del cierre de plazo, y cuento con el acuse de recibo. Por eso la Junta Electoral de Madrid desestimó por unanimidad la impugnación realizada contra mi candidatura”. Ante posibles suspicacias por el formato de envío, Valdés aclara que este proceder cuenta con precedente legal: “la candidatura de Guillermo Pombo en las elecciones de Semergen Cantabria (celebradas el 26 de octubre) entró de la misma forma y se consideró valida; la fecha del matasellos es lo que cuenta”.

Sobre la suspensión cautelar decretada por la Junta Directiva Nacional, subraya que “no cuenta con ningún antecedente” y que se ha realizado “fuera de los cauces legales en forma y tiempo”. “Se trata de un juicio sumarísimo contra Semergen Madrid y de una cuestión que se ha llevado al terreno personal solo porque no les ha gustado el resultado de las elecciones”, lamenta Valdés.

La Ejecutiva Nacional se defiende y dice tener potestad para “interpretar los estatutos”

Por su parte, la Junta Directiva Nacional ha emitido un nuevo comunicado en el que confirma la fecha para el Consejo de Gobierno extraordinario, 15 de noviembre, y subraya que “es competencia de la Ejecutiva Nacional interpretar los estatutos de la sociedad, velar por su cumplimiento y dirimir las diferencias que puedan surgir entre los miembros de la misma, por tanto, la decisión adoptada tiene como objetivo garantizar el cumplimiento de los estatutos y el respeto por todas las partes implicadas de las normas sobre las que se asienta el buen funcionamiento de la sociedad”.

Esta declaración se suma a un primer comunicado, adelantado por Redacción Médica, en el que acusan a la Ejecutiva de Valdés por la “demora en la convocatoria de las elecciones y la composición defectuosa de la Junta Electoral de Madrid (retraso en identificación de los miembros)”. Asimismo, en dicho texto se califican de “arbitrarias” las decisiones de la Junta madrileña, a pesar de que éstas cuentan con sustento y precedentes legales.

La Junta Electoral es “soberana” en el proceso

Desde la Junta Electoral de Madrid admiten que la convocatoria de elecciones se retrasó, aunque consideran “mezquino” que la Ejecutiva nacional intervenga por ese motivo cuando “la práctica totalidad de las elecciones autonómicas convocadas en 2012 se han visto retrasadas por causa de las elecciones nacionales de Semergen”. “Decidimos atrasarlas a septiembre para evitar el parón del verano”, argumentan. En cualquier caso, añaden, “Madrid es la delegación que menos ha retrasado sus elecciones este año”.

Sobre sus decisiones en el proceso electoral, defienden que la Junta madrileña es “soberana” en el transcurso de los comicios y que “la participación en unas elecciones implica la aceptación de sus decisiones”. “Si una candidatura quiere pedir amparo a la Junta Directiva Nacional debe hacerlo antes de que concluya el proceso. A toro pasado, la Ejecutiva nacional no tienen nada que decir”, subrayan desde Madrid. Asimismo, tachan de “falsa” la acusación de que la composición y la identificación de los miembros de la Junta Electoral se hizo de forma irregular: “cumplimos meticulosa y rigurosamente con el reglamento electoral y los estatutos”.