Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Lunes, 23 de abril de 2012, a las 12:28

Redacción. Murcia
La Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia garantiza una cobertura del 99,9 por ciento en el diagnóstico de enfermedades genéticas en recién nacidos causadas por mutaciones en los genes gracias al "Programa de detección de metabolopatías", también conocido como "prueba del talón", ejecutado desde el Centro de Bioquímica y Genética Clínica (CBGC).

Mª Ángeles Palacios, consejera de Sanidad y Política Social.

Este centro, dependiente de la Dirección General de Asistencia Sanitaria del Servicio Murciano de Salud (SMS), analizó durante 2011 a un total de 23.110 pacientes. De ellos, 19.285 fueron estudiados de metabolopatías, 1.964 de cromosopatías y 1.861 de mutaciones genéticas.

El "Programa de detección de metabolopatías" estudió el pasado año las muestras de 19.285 recién nacidos, de ellos 17.390 eran de la Región y 1.379 de Melilla. Asimismo, el centro analizó a 516 pacientes que manifestaron algún tipo de sintomatología clínica.

Además, dentro de este programa, el pasado año, el Centro de Bioquímica realizó el seguimiento a 112 pacientes, remitidos desde servicios como Neonatología o Neurología Infantil, para controlar sus patologías.

La consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, ha destacado que, en los últimos años, el Gobierno ha realizado un gran esfuerzo por incorporar tecnología de última generación al Centro de Bioquímica y Genética Clínica, con la finalidad de incrementar las posibilidades de diagnóstico, lo que ha permitido aumentar de cuatro a 20 el número de enfermedades metabólicas detectadas.

La consejera ha explicado que Murcia, junto con Galicia, “es pionera en este tipo de diagnóstico, y subrayó la especial importancia de la detección temprana de distintas patologías de carácter genético, ya que el 80 por ciento de las enfermedades raras están vinculadas con este factor”.

“El diagnóstico precoz neonatal de metabolopatías es fundamental”, según Palacios, “porque nos permite salvar vidas y, en muchos casos, evitar largos procesos de hospitalización en niños y puntualizó que el cribado neonatal ampliado es prioritario para prevenir y velar por la salud de los ciudadanos”.