Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:10

La privada catalana acusa a Barnaclínic de competencia desleal

La patronal argumenta que emplea recursos públicos para hacer sanidad privada

Martes, 29 de julio de 2014, a las 11:38
Redacción. Barcelona
La Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES) ha presentado una demanda contra Barnaclínic y el Hospital Clínic de Barcelona por la utilización y aprovechamiento de recursos públicos, humanos y materiales para realizar actividad sanitaria privada y vulnerar así la Ley de Defensa de la Competencia y la Ley de Competencia Desleal. Según ha explicado ACES, “este modelo de gestión y de prestación de servicios colisiona y perjudica los intereses de las entidades sanitarias privadas”. En opinión de su presidenta, Cristina Contel, “la sanidad pública no puede aumentar sus ingresos y enjuagar su déficit crónico a costa de hacer actividad privada”. Asimismo, la presidenta de la patronal considera que “este modelo de gestión “atenta directamente a la supervivencia de las entidades sanitarias privadas, tanto de Cataluña como del resto de España”.

Cristina Contel, presidenta de ACES.

En la demanda, la entidad asegura que Barnaclínic utiliza y se aprovecha de la imagen y de la marca de prestigio del Hospital Clínic con el fin de captar pacientes, tanto del sistema público como de otras procedencias, y ofrecerles su actividad asistencial privada, “beneficiándose de los recursos que todos los ciudadanos pagan vía impuestos”. Así, ACES resalta que la actividad privada de Barnaclínic, que ocupa una planta de hospitalización del Hospital Clínic  y comparte las instalaciones de las consultas externas, “crea gran confusión, ya que ambas entidades comparten ubicación, domicilio, profesionales, instalaciones y equipamientos”.

Con esta demanda, ACES quiere “eliminar las prácticas desleales y contrarias a las normas de la competencia que se realizan desde Barnaclínic y el Hospital Clínic de Barcelona y que se están extendiendo como paradigma a otros centros y servicios sanitarios públicos de Cataluña”. Además, la patronal aspira a que se establezcan “unas reglas de juego claras y transparentes dentro del sector sanitario”. Según ha asegurado Contel en un comunicado, la demanda llega “tras múltiples intentos con distintos responsables de la Administración para frenar y reconducir esta situación”, y tras constatar que “el Pacto de Salud de Cataluña intenta dar carta de naturaleza y legitimar esta práctica”. “En ningún caso la demanda es un ataque contra el Hospital Clínic, pero sí lo es contra un modelo de gestión que lesiona los intereses de las entidades sanitarias privadas que representamos”, puntualiza la presidenta de ACES.

“Las entidades sanitarias públicas no están ni legal ni éticamente constituidas para ofrecer servicios sanitarios privados, dispensando un trato diferencial entre los ciudadanos que pueden pagar y los que no”, ha continuado Contel, que asegura que esta práctica “va en claro detrimento de los ciudadanos sin recursos, de los profesionales sanitarios que ven una distorsión en su actividad profesional y, todo ello, con la consiguiente consecuencia de seguir alterando las listas de espera, valoraciones éticas aparte”. Además, ha opinado que “el argumento político de la infrafinanciación del sistema sanitario público tampoco justifica que los centros públicos se dediquen a la realización de actividad privada, pretendiendo ilusamente a costa de la privada, hacer un sistema sanitario público un sistema sostenible y rentable”.