13 nov 2018 | Actualizado: 21:20

La prescripción por principio activo dificulta la adherencia al tratamiento

Así lo afirma un 80 por ciento de los facultativos consultados

Lunes, 17 de octubre de 2011, a las 17:38

Redacción / Óscar López Alba / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
Una encuesta promovida por la Fundación de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme) ha revelado que el 53 por ciento de los médicos encuestados considera que la prescripción por principio activo (PPA) puede afectar al tratamiento de sus pacientes, y un 80 por ciento ha considerado que puede dar lugar a cambios reiterados en el medicamento lo que, a su juicio, generaría confusión, pérdidas de adherencia y duplicidades. En este trabajo, realizado entre junio y julio de este año (antes del anuncio en agosto del real decreto 9/2011) han participado 800 médicos de Primaria y Especializada.

El presidente de Facme José Manuel Bajo Arenas, y el vocal de la Junta Directiva, Miguel Ángel Caracuel.

El presidente de Facme, José Manuel Bajo Arenas, ha abogado por garantizar la libertad del profesional para recetar la opción "más adecuada" siempre y cuando existan causas de necesidad terapeuta que lo justifiquen.

El presidente de Facme ha presentado la encuesta.

Así, ha señalado que el médico es el "responsable" de que el paciente reciba la "mejor" opción en el tratamiento de su enfermedad y ha incidido en que el profesional debe "primar" la seguridad del paciente a la hora de realizar una prescripción sin olvidar el criterio de eficacia, es decir, si puede contribuir a disminuir el gasto sanitario, garantizando así la sostenibilidad del sistema.

Bajo Arenas también ha recordado que a partir de noviembre entrará en vigor el 9/2011 que hace especial énfasis en la prescripción por principio activo, y ha instado a que las medidas de ahorro que contempla se implanten de forma homogénea para evitar la falta de equidad en el acceso a los medicamentos.

Una amplia mayoría pide un catálogo para todo el país

Por otra parte, el 72 por ciento de los médicos encuestados ha defendido un "catálogo único" de medicamentos para todo el territorio nacional. Asimismo, tres de cada cuatro profesionales se han manifestado en contra de que en su comunidad autónoma se establezca un catalogo de prescripción propio restrictivo frente al nacional, ya que considera que supondría una limitación a su libertad de prescripción.