Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:30
Lunes, 10 de septiembre de 2012, a las 18:12

Redacción. Santander
La Plataforma Cantabria por lo Público y Sin Recortes ha considerado un “grave atentado a los derechos humanos” la inminente retirada de las tarjetas sanitarias a casi 5.000 inmigrantes ilegales en la comunidad autónoma, que comienza esta semana, y ha apelado a la solidaridad de los médicos y de los cántabros para conseguir, según ha dicho, que éstos no se queden fuera "del dispositivo sanitario".

Marcos Gutiérrez.

En declaraciones realizadas a los medios de comunicación en una concentración en la plaza del Ayuntamiento de Santander organizada por Iseco contra el paro y la exclusión social, un portavoz de la Plataforma, Marcos Gutiérrez, ha anunciado que "dentro de unos días" su colectivo y varias asociaciones "sensibles" con la retirada de la tarjeta sanitaria a algunos colectivos anunciarán las iniciativas que van a llevar a cabo para intentar ayudar a estas personas para que sigan formando parte del sistema sanitario.

Ha advertido que desde la Plataforma y estos otros colectivos -que el pasado jueves se reunieron para analizar este asunto-- "no van a permitir" en la medida de sus "fuerzas y sus posibilidades" que casi 5.000 personas en Cantabria se queden sin asistencia sanitaria, independientemente de su situación administrativa.

En este sentido, el portavoz de la Plataforma ha reconocido que, desde su colectivo, están "preocupados" por la calidad asistencial que, según ha anunciado la Consejería de Sanidad, se va a ofrecer a estos inmigrantes ilegales. También, ha opinado que "un descontrol tan grande" a este colectivo puede hacer que el resto de ciudadanos corran riesgo de padecer enfermedades.