Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:55

La pentraxina 3 abre una nueva puerta para tratar la sepsis

Se trata de una proteína que ayuda al sistema inmune innato a dirigirse a los invasores, como bacterias y virus, puede reducir la mortalidad de los ratones que sufren de sepsis

Miércoles, 17 de septiembre de 2014, a las 16:35

Takao Hamakubo.

Redacción. Tokio
Un grupo de investigación de la Universidad de Tokio, en Japón, ha descubierto que pentraxina 3 (PTX3), una proteína que ayuda al sistema inmune innato a dirigirse a los invasores, como bacterias y virus, puede reducir la mortalidad de los ratones que sufren de sepsis. Este descubrimiento puede conducir a una terapia para la sepsis, una causa importante de muerte en los países desarrollados que es fatal en uno de cada cuatro casos.

El grupo del profesor Takao Hamakubo, del Departamento de Biología Cuantitativa y Medicina del Centro de Investigación para la Ciencia y Tecnología Avanzada (RCAST, por sus siglas en inglés), ha demostrado que PTX3 forma fuertes lazos con las histonas y se despliega parcialmente, lo que lleva a una coagregación desordenada de las histonas y PTX3 y protege las células endoteliales humanas del daño.

Además, los ratones tratados con PTX3 se recuperaron de la sepsis, lo que muestra que el tratamiento con PTX3 es una posible terapia no sólo para esta condición, sino también para la sepsis "estéril" inducida por trauma, quemadura, isquemia o hemorragia, que también desencadena inflamación.

Las histonas son pequeñas proteínas alrededor de las cuales el ADN se enrolla en los cromosomas, pero una vez que se liberan en el plasma extracelular, son tóxicos para las células endoteliales que recubren los vasos sanguíneos y linfáticos del sistema circulatorio. También desencadenan inflamación, la respuesta defensiva estándar del sistema inmune innato a la infección.

El equipo de esta investigación, cuyos resultados se publican en 'Science Signaling', había informado anteriormente en 2012 que las histonas extracelulares se unen a PTX3 en el plasma de los pacientes sépticos, lo que llevó a la hipótesis de un papel protector de PTX3 en la sepsis contra histonas extracelulares.

"PTX3 interactúa con muchas proteínas de origen exterior o proteínas propias relacionadas con la inflamación del cuerpo --explica el profesor Hamakubo--. Por lo tanto, se reconoce PTX3 como la parte soluble de un receptor de reconocimiento de patrones, una parte esencial del sistema inmune innato que reconoce patógenos".

"Hemos observado la interacción extraordinariamente rápida y ajustada con la histona, que reconocimos como coagregación después de una variedad de experimentos. Esperamos que nuestros hallazgos conduzcan a un nuevo entendimiento de la interacción de proteínas y que beneficien a las personas que sufren de enfermedades graves", concluye.