19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

La oposición pide explicaciones por los cargos de Padrosa en empresas privadas

Piden que se clarifique la situación del director del Catsalut y si se vulnera la ley de incompatibilidad de altos cargos. Ruiz niega “rotundamente” cualquier irregularidad

Miércoles, 19 de junio de 2013, a las 15:59

Josep María Padrosa.

Redacción. Barcelona
Todos los grupos de la oposición han reclamado al consejero de Salud de la Generalitat catalana, Boi Ruiz, que dé explicaciones sobre si vulnera la ley de incompatibilidad de altos cargos que el director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Josep Maria Padrosa, mantenga su cargo como apoderado en seis empresas sanitarias que facturaron a la sanidad pública hasta 14 millones de euros en 2012, según publica este miércoles 'El País'.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento catalán, la diputada de ERC Alba Vergés ha reclamado al consejero que dé explicaciones públicas sobre este caso, y ha avanzado que su partido tomará las medidas que sean necesarias en función de estas explicaciones.

También la diputada del PSC y exconsejera de Salud, Marina Geli, ha reclamado que tanto su sucesor en el cargo como el director del CatSalut comparezcan ante la comisión de Salud, y ha confiado en que de todas formas den explicaciones antes.

El portavoz del PP en el Parlament, Enric Millo, ha pedido a Boi Ruiz que clarifique la situación y determine si existen incompatibilidades entre la situación profesional de Padrosa y su cargo público, y ha avanzado que, en el caso de que existan, exigirán su dimisión al frente del CatSalut.

El secretario general de ICV, Josep Vendrell, ha ido más allá y ha asegurado que, además de las explicaciones del consejero, Padrosa debería dimitir: "Desgraciadamente el Govern nos tiene demasiado acostumbrados a la puerta giratoria, o peor, a tener un pie en el sector público y otro en el privado".

El portavoz de C's en el Parlament, Jordi Cañas, ha calificado el caso como un ejemplo de "indignidad política" que la comisión parlamentaria de sanidad debe discernir, y ha lamentado que sea una práctica habitual compaginar responsabilidades públicas con la gestión privada.

Preguntado sobre el caso en los pasillos del Parlament, Ruiz se ha limitado a negar cualquier irregularidad: "Lo niego rotundamente".