Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:15
Miércoles, 17 de diciembre de 2014, a las 18:14
Cristina Mouriño.
Los grupos de la oposición, PSM, IU y UPyD han debatido las enmiendas a los presupuestos de la Consejería de Sanidad en el Pleno de este miércoles en la Asamblea de Madrid. Los tres partidos han criticado que el departamento que ahora lidera Javier Maldonado “no haya publicado las previsiones de gasto de 2014”, “algo que dificulta”, ha señalado el portavoz socialista, José Manuel Freire, “hacer unas enmiendas de rigor”.

José M. Freire, Enrique Normand y Rubén Bejarano.

Freire ha asegurado que “estos son los últimos presupuestos de una legislatura marcada por la sanidad”. “Son unos presupuestos que carecen de rigor: no disponemos de las previsiones de liquidación del presupuesto de 2014 ni han hecho públicas las previsiones de gasto”. El objetivo de las enmiendas del grupo socialista son “propugnar unos presupuestos realistas, potenciar la optimización de los recursos y potenciar la Atención Primaria con una financiación adicional de 88 millones de euros”, ha subrayado su portavoz.

Desde UPyD, el portavoz sanitario Enrique Normand, ha criticado la “falta de información de cómo se gasta el dinero”. Se ha sumado a la denuncia de Freire en relación a la no publicación de las previsiones de gasto para 2014 “pero, en ningún caso, esto supone un aval a los presupuestos presentados por el Gobierno regional”.

Por su parte, Rubén Bejarano, portavoz de IU, ha resaltado que su grupo seguirá defendiendo “un único modelo de gestión hospitalaria ante este maremagnun administrativo que ha puesto en marcha el PP: el modelo de gestión directa que es el único sostenible”. “Estos presupuestos”, ha concluido, “serán los últimos de esta pesadilla que hemos vivido en la sanidad madrileña”. “Han hecho un mal diagnóstico y un mal tratamiento”.

El portavoz del PP, Eduardo Raboso, ha criticado la oferta de “centros de salud low cost” que ha hecho el portavoz socialista. Según el diputado popular, “la financiación que proponen está muy por debajo del estándar que el PP tiene acostumbrado para los centros de salud de los madrileños”. “Los centros de salud de Madrid”, ha concluido, “no necesita una financiación adicional para las infraestructuras porque éstas ya están hechas”.