18 dic 2018 | Actualizado: 18:30

El médico, llamado a una rebelión pacífica ante los recortes

Ante la crisis económica, de valores y gobierno en el SNS, los facultativos se comprometen a rescatar a los más débiles, los pacientes

dom 30 octubre 2011. 19.25H

Redacción / Óscar López Alba. Madrid
Horas después de rubricar un manifiesto contra los recortes sanitarios como integrante del Foro de la Profesión Médica, la Asamblea General de la Organización Médica Colegial (OMC) ha hecho público su propio manifiesto. En él, llama a una “rebelión pacífica” del médico contra la merma en la calidad del Sist5ema Nacional de Salud que puedan derivarse de la crisis económica.

La Comisión Permanente de la Organización Médica Colegial (OMC). De izquierda a derecha, José María Rodríguez Vicente (tesorero); Ricard Gutiérrez, (vicepresidente); Juan José Rodríguez Sendín (presidente); Serafín Romero (secretario general); y Jerónimo Fernández Llorente (vicesecretario).

En el texto consensuado en la asamblea, la OMC señala que las transferencias, aunque han sido positivas en muchos aspectos, han disparado los costes económicos. Para la corporación colegial las desigualdades afectan a todos los servicios regionales y existe descoordinación entre las autonomías, con auténticas fronteras sanitarias entre ellas.

La OMC también echa en falta la evaluación en el SNS y cree que la crisis económica ha provocado recortes apresurados e indiscriminados en la sanidad pública y ha pedido a la clase política más transparencia en este sentido.

Ante este panorama, la OMC pide al médico una “rebelión pacífica”, ya que considera que le corresponde, desde su ética profesional y social, hacerse partícipe de la solución que las consecuencias de la crisis está provocando en las instituciones sanitarias, así como gestionar y responder a las necesidades de salud de los ciudadanos, y muy especialmente de los más enfermos, más desfavorecidos, más débiles y menos informados.