Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La OMC atribuye el incremento de las ETS al mal uso de la píldora poscoital y a la falta de prevención

El “error” ha sido no realizar una campaña de uso del preservativo a la vez que se permitió la libre dispensación de la PDD

Martes, 15 de noviembre de 2011, a las 18:50
Ángeles Blanco / Imagen: Pablo Eguizábal y Adrián Conde. Madrid
Los casos de sífilis en España han aumentado un 16 por ciento en el último año hasta llegar a un ratio de infección de 6,39 por cada 100.000 habitantes. Para la Organización Médica Colegial (OMC) este indeseable incremento, que afecta sobre todo a jóvenes de entre 15 y 24 años, se debe por un lado a la “relajación” derivada del uso equivocado de la píldora del día después (PDD) y a la falta de campañas de prevención que fomenten la utilización del preservativo.

José María Borrel, Lola Sánchez Bursón, Josep Fumadó, Juan José Rodríguez Sendín y Ángeles Herrera durante la presentación de la 'Guía de buena práctica clínica en infecciones de transmisión sexual'.

“Se están relajando las costumbres con el uso del preservativo”, advierte el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, que cree que se debe incidir en la prevención porque algunos jóvenes “no tienen percepción de riesgo”.

Por su parte, para Josep Fumadó, representante nacional de Atención Primaria Rural, de la OMC a esta falta de educación social se suman también los efectos indeseables de la libre dispensación de la PDD. “Los jóvenes se han relajado con la píldora poscoital y hay que recordar que la PDD sólo evita embarazos no deseados, pero son los métodos barrera los que impiden el contagio”, argumenta Fumadó.

Para Sendín la realidad de la PDD también tiene un efecto negativo sobre esta cuestión. “No es consecuencia necesaria, pero sí producto de la relajación”, apunta, a la vez que asegura que el “error” radica en no haber iniciado una campaña de prevención y fomento del uso del preservativo a la vez que se permitía el libre acceso a la píldora poscoital.

Declaraciones de Josep Fumadó sobre el mal uso de la píldora poscoital, la falta de campañas de prevención y su impacto en el aumento de las ETS.

En total se han registrado 2.909 nuevas infecciones en 2010, frente a las 2.506 de 2009 y las comunidades más afectadas son Canarias, con 263 casos y una tasa de 12,71 por cada 100.000 habitantes, Madrid, con 644 casos y un ratio de 10,71, y Asturias, con 105 casos y una tasa de 10,7.

Una guía para Primaria

Así se han pronunciado los representantes de la Organización Médica Colegial durante la presentación de la ‘Guía de buena práctica clínica en infecciones de transmisión sexual’, elaborada por los doctores José María Borrel, Asunción Díaz Franco, Ángeles Herrera Puente, Lola Sánchez Bursón y Esteban Sanmartín Sánchez, y coordinada por José María Rodríguez Vicente, del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España.

Como explica el vocal de los médicos rurales del Colegio de Médicos de Huesca, José María Borrel, la guía es un “resumen” de todo el conocimiento sobre enfermedades de transmisión sexual y nace con el objetivo de servir a los médicos de Atención Primaria en el “diagnóstico diferencial” de este tipo de patologías.

Para la secretaria del Colegio de Médicos de Cantabria, Ángeles Herrera, la guía viene a tratar una cuestión “emergente”, que coincide además con los períodos de vacío de campañas preventivas. “Coincidiendo con las campañas de prevención del VIH en los años 1997, 2003 y 2004 se observó una disminución en los registros de casos, que después ha ido emergiendo hasta llegar a las cifras de 2010”, explica Herrera.

Más inversión en prevención

La vocal de AP del Colegio de Médicos de Sevilla habla sobre el aumento de las ETS en los jóvenes y el papel de Primaria en la prevención.

Por eso, desde la OMC piden más inversión en prevención y en educación social. “La prevención sale más barata”, recuerda Fumadó, que apuesta por la necesidad incrementar los fondos para desarrollar la educación desde la escuela y desde la Atención Primaria, que es la “trinchera” de la asistencia.

“Hay que romper con el desconocimiento y los falsos mitos”, añade la vocal de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Sevilla, Lola Sánchez Bursón, que enfatiza además que la sífilis es la “gran simuladora” porque en etapas iniciales es asintomática y puede tardar en diagnosticarse hasta un año.

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por la espiroqueta Treponema pallidum y la mayoría de los casos se dan por contacto directo con una persona en estadio precoz de la enfermedad. En el hombre, aparece habitualmente en el pene y, en la mujer, en labios mayores aunque un 5% de las lesiones tienen una localización extra genital, principalmente en la piel, en manos y planta del pié.

Sífilis y VIH

Uno de los problemas de este tipo de enfermedades infecciosas es su asociación con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). En España, el registro Nacional de Casos de SIDA recogía un total de 1.170 nuevos casos durante 2008, con un descenso del 15% respecto al número de casos diagnosticados el año anterior.

Sin embargo, algunos expertos llaman la atención sobre la posibilidad de que en estos momentos existan más casos de VIH de los que están registrados. “Puede que estemos en un periodo ventana, en el que la gente infectada no lo sabe”, apunta Herrera.