19 nov 2018 | Actualizado: 18:10
Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Toledo
La política de contención del gasto público emprendida por el Gobierno de José María Barreda ha tenido, entre otras consecuencias, la unificación en la nueva Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha de las funciones que llevaban a cabo las ya extintas Fislem, Fiscam y Fucamdi. Así, esta nueva institución se hará cargo de la integración sociolaboral de las personas con enfermedad mental, la investigación en Ciencias de la Salud y la atención a personas con diabetes.

De izquierda a derecha, el secretario general del Servicio Público de Empleo de la región, Francisco Rueda; el consejero Fernando Lamata; el director general de Ordenación y Evaluación, José Luis López; y la directora general de Coordinación de Salud y Bienestar Social, Manuela Gallego.

Así, esta nueva Fundación Sociosanitaria ha tomado la alternativa y celebró la pasada semana la primera reunión de su patronato, presidido por el consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, en la que se aprobó el Plan de Actuación para el ejercicio 2011, en el que consignan más de 33,6 millones a la consecución de estos objetivos y al mantenimiento de la red de centros residenciales y de atención para personas con enfermedad mental.

Con este presupuesto, la Fundación debe seguir avanzando en el camino de la integración y la defensa de aquellas personas que más necesitan de la solidaridad de toda la sociedad, así como para fomentar la investigación en Ciencias de la Salud y mejorar, de esta manera, la atención sanitaria que se presta a todos los ciudadanos.

Salud mental prioritaria

La inversión más importante que recoge este Plan presupuestario es la dedicada al área de Salud Mental, donde se concentra el grueso de los recursos y centros residenciales y de integración laboral. Unos recursos que mantienen los 19 Centros de Rehabilitación Psicosocial y Laboral con 1.240 plazas que, se prevé, atiendan durante este nuevo año a más de 1.600 personas; las 29 viviendas supervisadas, con capacidad para 168 plazas, y 4 residencias comunitarias, que pueden acoger a 163 personas; estando en fase de construcción una nueva residencia en Alcázar de San Juan que comenzará a funcionar en 2012; que se completan con los 8 Centros Especiales de Empleo que existen actualmente o las 13 comunidades terapéuticas y los dos centros de acogida para enfermos de Sida.

Pero además, la nueva Fundación tiene la misión de fomentar la investigación en Ciencias de la Salud entre los profesionales sanitarios de Castilla-La Mancha. Para ello, los cursos específicos de formación en investigación y las ayudas destinadas a financiar nuevos proyectos serán los ejes vertebradores de esta actuación.

De hecho, cerca de 5 millones de euros se destinarán a este fin, con el objetivo de que a los más de 239 proyectos activos que todavía siguen desarrollándose se sumen este año nuevos estudios específicos de Atención Primaria, Enfermería, Noveles o los generales de investigación en salud.

Además, la formación es también una parte importante del área de Investigación, como lo demuestran los 20 cursos previstos para el próximo año, que iniciarán a centenares de profesionales sanitarios en el camino de la investigación clínica.