Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

La nueva central de compras supondrá un ahorro de 7 millones

Por ahora se han centralizado los catálogos de farmacia y de implantología

Miércoles, 10 de julio de 2013, a las 15:50

Redacción. Palma de Mallorca
La puesta en marcha de la central de compra y logística del Ib-Salut supondrá un ahorro de siete millones de euros durante el primer año de funcionamiento, gracias a la instauración de una política de compras centralizada de productos y no una por cada gerencia, como ocurría hasta ahora. Este proyecto, que se puso en marcha el pasado mes de junio dependiente de la Dirección de Gestión del Servicio de Salud, implica que los departamentos de compras y logística de las gerencias pasan a depender funcionalmente de la CCL.

Martí Sansaloni, consejero de Salud.

El consejero de Salud, Martí Sansaloni, que ha presentado en rueda de prensa la central, ha explicado que esta central de compras prevé tres grandes líneas de acción. Por un lado, la unificación de precios y la catalogación de productos. En segundo lugar, la central de contratación y, por último, la central logística.

De este modo, se evitará que cada gerencia compre “siguiendo su propio criterio”, lo que provocaba que muchas veces se adquiriera el mismo producto a un precio diferente, y también se evitará que haya más de mil proveedores diferentes. “Había una gran dispersión de proveedores, de productos, de precios y de catálogos, que hacían inviables la gestión y la centralización y, en consecuencia, el ahorro era mínimo”, ha explicado el consejero.

“Sólo con la unificación de precios se han conseguido ahorros que superan el millón de euros manteniendo la misma calidad del producto”, ha añadido. Como ejemplo, la Consejería de Salud apunta los 300.000 euros de ahorro en tiras reactivas; 95.000 euros en artículos de cobertura quirúrgica; 90.000 euros en intranules, goteros y fungible para bombas de oncología o 30.000 euros en agujas de carga.


Centralización de los catálogos de farmacia y de implantología

Asimismo, se ha procedido a la “unificación total” de los catálogos de productos, que se ha llevado a cabo en estrecha colaboración con los profesionales sanitarios. Los primeros que se han unificado son el de farmacia hospitalaria y el de implantología, para hacer posteriormente las compras de manera centralizada. Estas partidas suponen el 67 por ciento de la compra de suministros de todo el Servicio de Salud.

Por último, cabe señalar que la puesta en funcionamiento de la CCL implicará, en un futuro cercano, la centralización de los recursos humanos y de los procesos de compra y, más adelante, la implantación de una central logística en la isla de Mallorca, puesto que el mayor ahorro radica en el control y el seguimiento de estas compras.