Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El nuevo área quirúrgica de la Clínica Ubarmin, en marcha en el último trimestre de 2012

En próximas fechas se hará público el procedimiento para la adjudicación de su equipamiento

Viernes, 02 de marzo de 2012, a las 15:44

Redacción. Pamplona
El nuevo área quirúrgica de la Clínica Ubarmin, que contempla ocho nuevos quirófanos, una nueva Unidad de Cuidados Intensivos y una sala de despertar, entrará en funcionamiento en el último trimestre de este año. Las obras de renovación finalizaron hace unos meses y, en próximas fechas, se hará público el procedimiento para la adjudicación de su equipamiento.

El gerente de Osasunbidea, Ángel Sanz; y la consejera de Salud, Marta Vera, visitan la Clínica Ubarmin.

Así lo ha indicado la consejera de Salud, Marta Vera, en una visita al centro sanitario, en la que ha estado acompañada del director gerente del Servicio Navarro de Salud, Angel Sanz Barea. Asimismo han estado presentes el gerente del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), Ignacio Iribarren Udobro, y Ruth Vera García, directora médica del CHN.

El coste de la obra ha supuesto una inversión, por parte del Gobierno de Navarra, de 9.388.490 euros, a falta de los 2.885.000 euros previstos para su equipamiento.

El nuevo área de quirófanos se distribuye en dos plantas: la primera alberga el servicio de cirugía mayor ambulatoria y cuenta con acceso independiente, zona de preparación, dos quirófanos, sala de despertar específica y zona de adaptación al medio, de manera que la atención a los pacientes quirúrgicos ambulatorios, al no requerir ingreso hospitalario, no interferiera el circuito de hospitalización. Esta planta tiene una superficie útil de 1.470 metros cuadrados.

La segunda planta, con una superficie de 1.463 metros cuadrados, acogerá toda la actividad quirúrgica que requiera hospitalización. Cuenta con seis quirófanos equipados con la tecnología necesaria para las intervenciones quirúrgicas de Cirugía Ortopédica que la clinica realiza en la actualidad; sala de despertar y Unidad de Cuidados Intensivos, con doce camas en cada una, duplicando el número de camas disponible en la actualidad; y una nueva central de esterilización, además de todas las dependencias necesarias para su correcto funcionamiento.

Para acometer las obras ha sido preciso ejecutar toda una serie de trabajos previos que liberaran el emplazamiento de los nuevos quirófanos, anteriormente ocupado por diversas dependencias y servicios. Ha sido necesario también reorganizar los accesos y ejecutar obras de modernización de instalaciones y de adaptación de la edificación a las nuevas normativas.