Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Jueves, 10 de julio de 2014, a las 16:11
Enrique Pita. Madrid
El 38,5 por ciento de los investigadores que desarrollaban su actividad en España en 2012 son mujeres, según ha revelado el informe ‘Científicas en Cifras’ que ha presentado este jueves la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, que ha destacado que estos datos sitúan a España por encima de la media europea, donde las mujeres suponen el 33 por ciento del total de investigadores (según datos de 2009, último dato disponible). En el conjunto del periodo analizado (2008-2012), esta tasa se ha mantenido más o menos estable, con un muy ligero crecimiento (en 2008 suponían el 38,16 por ciento). Además, se ha destacado cómo el porcentaje de mujeres investigadoras ha aumentado más rápido que el de investigadores en la última década.

De izquierda a derecha: Mari Luz Martínez, vicepresidenta de Relaciones Institucionales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); Carmen Plaza, directora general del Instituto de la Mujer del Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad; Carmen Vela, secretaria de Estado de I+D+i, e Inés Sánchez de Madariaga, coordinadora del estudio y directora de la Unidad de Mujeres y Ciencia de la Secretaría de Estado de I+D+i.


En lo que sí se aprecian diferencias es si se analizan los distintos sectores de actividad. Así, en las empresas las mujeres suponen el 30,24 por ciento del total de investigadores, con un ligero crecimiento cercano al 1 por ciento en los cuatro años estudiados. Por su parte, en el caso de la educación superior el porcentaje se mantiene estable en el 41 por ciento, con ligeras modificaciones en los decimales. El tercer vector es el de las Instituciones Privadas sin Fines de Lucro son más del 53 por ciento, con un crecimiento de casi siete puntos con respecto al año anterior, si bien ‘solo’ ha crecido tres puntos respecto a 2008. Sin embargo, es significativo el pequeño descenso que experimenta el total de investigadoras en las administraciones públicas, que pasa del 48,19 en 2008 a 46,77 en 2012, y que se relaciona con la situación de crisis económica y, en consecuencia, con una de las medidas que más respuesta ha encontrado entre los científicos: la no renovación de las plantillas de los entes públicos, tal y como ha destacado Inés Sánchez de Madariaga, coordinadora del estudio y directora de la Unidad de Mujeres y Ciencia de la Secretaría de Estado de I+D+i.

Sin embargo, y pese al incremento global que experimenta el total de mujeres investigadoras, Sánchez de Madariaga ha lamentado que las mujeres siguen sobrerrepresentadas en los estratos de menor responsabilidad, menor prestigio y menor sueldo. En todo caso, la coordinadora del informe ha señalado que se ha constatado que el avance “es consistente pero demasiado lento”, y ha destacado que discurre en una evolución paralela a la que ocurre en el resto del continente europeo.

La brecha de género en la ciencia se va recortando, pero tal y como ha señalado la secretaria de Estado de I+D+i, sigue siendo necesario poner en marcha acciones y medidas desde las administraciones, y ha recordado que España cuenta con la legislación necesaria, “pero lo que tenemos que hacer es cumplirla”, y ha recordado las iniciativas que recogen normas como la Ley de Igualdad de Oportunidades, la Ley de Universidades o la Ley de Ciencia.

ENLACE RELACIONADO:

Acceda al documento ‘Científicas en Cifras’