Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:50

Las estudiantes rompen la estadística del alcohol

Al contrario que el hábito masculino (superior en el día día) beben de forma más concentrada en los fines de semana

Lunes, 24 de marzo de 2014, a las 11:43
María Márquez. Madrid
El 62,7 por ciento de mujeres estudiantes ha consumido alcohol en los últimos meses, superando a las desempleadas y con índices muy similares a las que están en el mercado laboral. Sin embargo, el hombre estudiante es el cuarto perfil en número, por detrás de trabajadores, desempleados y jubilados. Son datos del informe monográfico sobre este consumo derivados de la Encuesta Nacional de Salud (ENSE) 2011/12.

Según estos datos, publicados este lunes por el ministerio de Sanidad, en frecuencia el hombre sí destaca, pues el 21,2 por ciento declara ser consumor diario frente al 6,7 por ciento de mujeres, quienes vuelven a resaltar atendiendo al parámetro social, ya que las de clase alta destacan más que los hombres sobre aquellas que se encuentran en un estrato educativo y social inferior (estudios primarios o primarios incompletos).

Fuente: Encuesta Nacional de Salud España 2011/12. Informe monográfico sobre consumo de alcohol. Ministerio de Sanidad.


Por edad

Siguiendo el criterio de consumo riesgo, las féminas obtienen un porcentaje más elevado (5,2%) que el de los hombres (3,9%). De los 15 a los 24 años es la franja en la que dicho consumo es más acentuado, mientras que a partir de esa edad, los índices femeninos caen considerablemente con respecto a los masculinos. El 26,8 por ciento de esas ‘bebedoras de riesgo’ acceden al alcohol los fines de semana, una situación que solo se da para el 9,2 por ciento de hombres, ya que ellos admiten que el hábito es más bien diario (85,3% de encuestados), mucho más que las mujeres (56,6%).

Las cifras femeninas son las protagonistas de los datos de consumo intensivo porque en el primer tramo analizado (15-24 años), el porcentaje (5,6%) duplica las siguientes franjas de edad (24-44 años) y quintuplica los casos de ‘bebedoras’ en la edad madura y ancianidad (1,4%-0,7%). En el caso masculino, si bien también se concentran las cifras más altas en las edades más tempranas, no hay tanta diferencia de consumo en años posteriores, al menos hasta los 44 años.

ENLACES RELACIONADOS:

Lea el informe completo sobre el consumo de alcohol de la Encuesta Nacional de Salud

Congreso y Senado piden que el Plan Nacional sobre Drogas cuente con financiación estable (23/03/14)

Más impuestos para apartar al menor del alcohol (16 /03/14)