Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Jueves, 25 de septiembre de 2014, a las 16:42

Manuel Pérez, presidente del Colegio, durante la presentación del informe.

Redacción. Sevilla
El 51,4 por ciento de los habitantes de la provincia de Sevilla creen que la calidad del servicio de las farmacias ha mejorado a pesar de la crisis, frente al 12,1 por ciento que piensa que ha disminuido. Esta es una de las conclusiones del ‘Informe sobre la percepción social de la farmacia’ que ha presentado el Colegio de Farmacéuticos de Sevilla.

En general, el sevillano puntúa a su farmacia con un 8,45 sobre 10, nota que es más alta en el caso de las mujeres (8,67) y de los mayores de 55 años (8,72). Lo más valorado es el trato (un 74,2 por ciento así lo piensa), seguido muy por detrás por la variedad de productos disponibles (26,7 por ciento). En el lado contrario, son las colas o esperas lo más negativo (9,6 por ciento).

Una amplia mayoría de ciudadanos (el 86 por ciento; el 92,8 por ciento en el caso de los mayores de 55 años) tiene una farmacia habitual o de cabecera. De ellos, casi la mitad (el 46,7 por ciento) lleva más de 20 años acudiendo a la misma.

La cercanía, lo más importante

El informe señala que la cercanía es el principal factor para elegir su farmacia habitual: el 76,2 por ciento así lo considera. El buen trato es la segunda razón (42,9 por ciento). La frecuencia de la visita es de 1,4 veces al mes, siendo 1,6 veces la frecuencia de los mayores. Del total de habitantes de la provincia, el 11,5 por ciento acude a la oficina de farmacia todas las semanas.

Con respecto a la receta electrónica, tres cuartas partes de los sevillanos la conoce y, de ellos, ocho de cada diez la prefieren a la de papel y nueve de cada diez declaran utilizarla.

ENLACES RELACIONADOS

Acceda aquí a los resultados del estudio