16 dic 2018 | Actualizado: 19:00

La mejora organizativa del Sespa eleva el ahorro en puestos directivos a 1,6 millones anuales

La actual estructura del Servicio de Salud ha permitido reducir el número de directivos vinculados al territorio, al pasar de 83 a 59

vie 26 abril 2013. 10.28H

Redacción. Oviedo
La organización del Servicio de Salud (Sespa), aprobada tras la fusión de las gerencias de Atención Primaria y Especializada en la gerencia única de área sanitaria, ha reducido en 1,6 millones los costes anuales destinados al capítulo de personal, cuando los primeros escenarios planteaban un ahorro de 1,2 millones de euros.

Celia Gómez, gerente del Sespa.

Este modelo ha permitido además una mejor coordinación de la actividad asistencial y una más eficiente gestión de los recursos humanos, instalaciones y equipamientos. La nueva estructura ha supuesto una reducción de 24 puestos directivos en el conjunto de las ocho áreas sanitarias, a los que se suma uno que permanece sin cubrir en los servicios centrales del Sespa, en Oviedo.

En la actualidad las ocho gerencias de área disponen de un total de 59 directivos, frente a los 83 que existían anteriormente, a los que hay que sumar 18 responsables en los servicios centrales, uno menos que en la etapa anterior.

Según indica el Sespa en nota de prensa, la creación de gerencias únicas de área ha demostrado tener efectos muy positivos en la mejora de la gestión, a la vez que favorece el conocimiento compartido mediante comisiones directivas centrales por áreas sanitarias, como las de compras, o de farmacia. También ha supuesto un impulso a la historia clínica electrónica resumida, la creación de circuitos más eficientes y servicios administrativos únicos.

Asimismo, la organización periférica contemplada en el decreto de estructura trata de buscar una mayor eficacia y eficiencia en la gestión de los recursos públicos, impulsando la continuidad en la atención sanitaria. En este contexto, el Sespa señala que la creación de una única gerencia por cada área sanitaria está permitiendo potenciar las economías de escala en la organización e impulsar la actuación integrada de los diferentes servicios y unidades asistenciales, mejorando con ello la calidad de la atención que se presta al ciudadano.

En concreto, se ha comprobado que el área única y la inclusión de la figura del director de Asistencia Sanitaria y Salud Pública en la estructura directiva de área ha contribuido a dar una respuesta más integral a los problemas de salud de los pacientes, disminuir y evitar la duplicidad de pruebas diagnósticas, mejorar la seguridad de la atención sanitaria y mejorar el diálogo entre hospitales y centros de salud.