Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

La ‘Marea Blanca’ se hace más numerosa tras la paralización cautelar de la externalización

Las críticas al Ejecutivo no se han circunscrito únicamente al ámbito sanitario, sino que también se proferían quejas contra los desahucios, la corrupción, el desempleo y los recortes en materia educativa

Domingo, 22 de septiembre de 2013, a las 16:36

Un momento de la 'Marea Blanca' que ha recorrido Madrid.

Redacción. Madrid
Una nueva ‘Marea Blanca' ha recorrido las calles de Madrid este domingo. La cabecera de la maniffestación ha alcanzado la Puerta del Sol, donde se encuentra la sede del Gobierno regional, sobre las 13.15 horas, logrando congregar a más personas que en anteriores ocasiones, pese a la paralización cautelar del proceso de externalización sanitaria.

La marcha, que ha partido a las 12 horas de la Plaza de Cánovas del Castillo (fuente de Neptuno), ha avanzado lentamente hasta llegar a su destino, cobijándose bajo las escasas sombras de los edificios del sol que la capital presenta este domingo.

En la manifestación pudieron escucharse lemas ya habituales como "Sí se puede" o "La sanidad no se vende, se defiende", y otros nuevos como "Paralización, sí se podía", "Privatizar es despilfarrar, no privatizar es ahorrar", además de insultos al Gobierno regional y peticiones de dimisión hacia sus integrantes.

Las críticas al Ejecutivo no se han circunscrito únicamente al ámbito sanitario, sino que también se proferían quejas contra los desahucios, la corrupción, el desempleo y los recortes en materia educativa. De hecho, al paso por cada edificio gubernamental, la multitud ha silbado en señal de descontento.

Uno de los asistentes a la marcha ha sido el secretario general del PSM, Tomás Gómez, quien ha manifestado que "es una Marea Blanca muy especial, porque es de celebración". "De celebración porque ha paralizado los juzgados de manera definitiva la privatización, porque eso es una buena noticia, porque ha perdido el Gobierno de la Comunidad de Madrid, porque no va a poder hacer negocio con la Sanidad de los madrileños", ha indicado en declaraciones a Europa Press.

Además, el líder socialista en Madrid ha añadido que "parar la privatización significa ahorrar 2.000 millones de euros del bolsillo de los madrileños", al tiempo que ha exigido al presidente de la Comunidad, Ignacio González, que "automáticamente paralice todos los planes de privatización".

A las pancartas críticas con la gestión del Gobierno y las enseñas de los distintos sindicatos han vuelto a sumarse este domingo banderas republicanas, banderas arcoiris, y estandartes de partidos políticos minoritarios.