Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Sábado, 26 de octubre de 2013, a las 09:22

Redacción. Murcia
Varios miles de personas, entre 5.000 y 6.000 según la organización, salieron a la calle esta tarde en la manifestación convocada por la marea blanca en Murcia en defensa de la sanidad pública y al grito de 'Valcárcel dimisión'.

Momento de la manifestación.

La manifestación partió pasadas las 19 horas del hospital Reina Sofía de Murcia para concluir en la sede del Gobierno regional, en San Esteban. Durante el recorrido, los manifestantes corearon consignas del tipo 'Menos aeropuerto y más sanidad', 'No hay pan para tanto chorizo'. Entre las pancartas que portaron se podía leer 'Salvemos al Rosell', 'No al desguace de la Sanidad' o 'No recortes las manos que te cuidan'.

Por otro lado, a la convocatoria acudieron miembros del PSRM, como Rafael González Tovar y Begoña García Retegui; el secretario general de CC OO en Murcia Daniel Bueno; el coordinador federal de IU, Cayo Lara; y el coordinador regional de IU-Verdes, José Antonio Pujante.

Durante la marcha, Lara señaló que apoyan la manifestación porque consideran que "está recibiendo un ataque feroz por parte de las políticas de recorte de la Troika y del Gobierno. Un recorte que va del 12 al 20 por ciento en los últimos años, un ataque al sector sanitario con la congelación de salarios por cuarta vez consecutiva y una destrucción de empleo, ya que sólo se sustituye una de cada diez plazas de la gente que se jubila".

Asimismo, criticó el "deterioro que sufre la Sanidad, con un millón de personas en España que ya no tienen derecho, según el Gobierno, a una sanidad pública. Todo ello con un objetivo último, deteriorar la sanidad pública para justificar su privatización".

En ese sentido, adelantó que su formación "va a seguir apoyando todas las manifestaciones en defensa de la sanidad pública, porque hay recursos suficientes para sostenerla, y porque además tenemos una de las mejores sanidades públicas de toda Europa".

Las organizaciones y colectivos que forman parte de la Marea Blanca de Murcia por la Sanidad Pública criticaron "el crecimiento desmesurado de las listas de espera" y responsabilizaron a la Consejería de Sanidad y al Gobierno regional de "deteriorar el sistema público de salud con recortes indiscriminados".

Además de apoyar las acciones en la Comunidad Autónoma de Madrid y la defensa del sistema público de salud, "son exigencias concretas al Gobierno de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia ante el deterioro progresivo que está sufriendo la sanidad regional".

Y es que, expone el movimiento, "en una situación de limitación de recursos y necesidad de reducir costes no entendemos que los pacientes sean derivados a centros sanitarios privados concertados, ni que se reduzcan recursos humanos, ni que permanezcan cerrados quirófanos, plantas o parte de ellas en los hospitales públicos, mientras asistimos al crecimiento desmesurado de las listas de espera".

La actuación de la Consejería de Sanidad y del Gobierno murciano en el último año, "con su posicionamiento a favor del copago de pensionistas, del copago de fármacos hospitalarios, con la negación de la tarjeta sanitaria a personas excluidas y la disminución de recursos humanos y puntos asistenciales contradice su discurso oficial de defensa del sistema sanitario público".

Por todo ello, exige a la Consejería de Sanidad y al Gobierno regional que "no estrangule más presupuestariamente a la sanidad regional y emprenda las medidas adecuadas para aprovechar mejor los recursos que los ciudadanos dedicamos al sistema sanitario".

Reclama que "empiece a desarrollar una inversión productiva, mejorando la Atención Primaria de Salud y contratando recursos para ampliar los horarios de funcionamiento de quirófanos y pruebas diagnósticas; y abandonar la vía de la reducción indiscriminada de recursos humanos y el deterioro de las condiciones laborales de los sectores profesionales en condiciones laborales más débiles".

"No aplicar el copago de fármacos hospitalarios a unos pacientes con enfermedades graves que los necesitan; dar una solución inmediata al incremento de las listas de espera; que se vuelvan a abrir los servicios de urgencia cerrados en zonas rurales aisladas y mantener los recursos humanos del área de Salud de Cartagena, deficitaria en infraestructura, y cumpla su promesa de conservar abierto y operativo el Hospital Virgen del Rosell" son otras de las demandas que recoge este movimiento.