Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:05

La Mancha Centro se convierte en referencia regional en la atención integral a menores que sufren abuso sexual

El servicio entrará en funcionamiento a finales de abril o principios de mayo

Lunes, 28 de marzo de 2011, a las 17:34

Redacción. Alcázar de San Juan
El Hospital La Mancha Centro de Alcázar de San Juan será el centro de referencia en la atención integral a los niños que sufren abuso sexual en la región con la puesta en marcha de la Unidad de Referencia Regional de Abuso Sexual a Menores.

Así lo explicó ayer el director general de Familia, Hugo Muñoz, que estuvo acompañado por el gerente del centro hospitalario, Santiago Cortés, el jefe de Servicio de Pediatría, Ramón Garrido, la jefa de Servicio de Salud Mental, Ana Jiménez, y el alcalde de la localidad, José Fernando Sánchez Bódalo.

De izquierda a derecha: la jefa de Servicio de Salud Mental, Ana Jiménez; el director general de Familia, Hugo Muñoz; el gerente del centro hospitalario, Santiago Cortés; el alcalde de la localidad, José Fernando Sánchez Bódalo; y el jefe de Servicio de Pediatría, Ramón Garrido.

La Unidad tendrá carácter multidisciplinar y entrará en funcionamiento a finales de abril o principios de mayo tras un período de formación específica de los profesionales que integrarán la unidad, según ha explicado Hugo Muñoz, que ha apuntado que durante su primer año de funcionamiento se podrían atender a 10 ó 15 menores.

Dos psicólogos, dos pediatras y dos trabajadores sociales comenzarán este ciclo de formación especializada del 31 de marzo al 7 de abril y estará impartido por expertos de la Unidad Funcional del Hospital San Juan de Dios, de Barcelona, pionera en esta materia y con una larga experiencia en el abordaje del abuso sexual a menores.

La Unidad, además de diagnosticar y tratar, tendrá otras finalidades importantes como dar apoyo a otros servicios médicos y trabajar para sensibilizar al resto de profesionales, tanto en Primaria como Especializada, a los que podrán asesorar para diagnosticar los casos con la máxima rapidez.

Satisfacción de los profesionales

Ramón Garrido, jefe de Pediatría del Mancha Centro se ha mostrado satisfecho por la puesta en marcha de esta Unidad para atajar un problema muy grave, desde el diagnóstico y tratamiento hasta su posterior seguimiento. Además, ha apuntado, dar este servicio a todos los castellano-manchegos, “es un reto y una ilusión para seguir desarrollando el trabajo diario”.

Por su parte, Ana Jiménez, jefa de Salud Mental, subraya dos aspectos innovadores de esta Unidad: la primera es que tendrán un equipo volante para evitar desplazamientos a los niños, que únicamente tendrán que ir al hospital para el diagnóstico y posteriormente se tratarán en su zona; la otra ventaja es que será una Unidad funcional en la que varios equipos se coordinarán.

El director gerente del Mancha Centro, Santiago Cortés, destaca, por su parte, la sensibilidad tanto del Gobierno regional para dar respuesta a este grave problema que sufren los más pequeños como de los profesionales del hospital que desde el primer momento han prestado su apoyo y conocimientos para la creación de esta Unidad.

Atención integral

Esta Unidad completa las medidas y programas que en la materia ha puesto en marcha el Gobierno de Castilla-La Mancha, entre ellas el programa ‘REVELAS-M’ que presta por un lado apoyo psicológico a menores abusados y abusadores y a sus familias y por otro asesoramiento legal a los menores abusados y sus familias. La derivación a este programa se hace a través de la policía, servicios sociales, de salud, juzgados, servicios educativos etc. Hasta ahora se han tratado 110 casos de los que 76 han necesitado tratamiento psicológico, 34 jurídico y 8 ambos servicios.

Junto a ‘Revelas-M’, el Gobierno regional mantiene un programa con la Facultad de Psicología de la Universidad complutense de Madrid para el asesoramiento, evaluación psicológica y peritación de los casos más complejos.

En materia de prevención, la Junta está editando material específico didáctico para distribuirlo en los centros educativos con el objetivo de que los profesores puedan dar a los menores, y en particular a los de corta edad, las herramientas para que denuncien si están sufriendo abusos y así iniciar rápidamente la intervención.