Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:40

La lista de espera quirúrgica se reduce un 10,8 por ciento

Los tiempos de espera se han acortado un 24,28 por ciento

Miércoles, 15 de febrero de 2012, a las 18:46

Redacción. Santander
La lista de espera quirúrgica del Servicio Cántabro de Salud (SCS) se ha reducido en seis meses un 10,8 por ciento en todos los centros hospitalarios de la región. Así, a día 31 de diciembre de 2011 un total de 9.254 personas esperaban a ser operadas frente a las 10.380 contabilizadas a finales de junio de ese mismo año.

Estos datos, que no se conocían desde 2005, los ha anunciado en rueda de prensa la vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, quien ha destacado el "vuelco" que el Gobierno regional ha dado en seis meses a las listas de espera quirúrgicas no sólo en el número de pacientes sino también en los tiempos de espera, que se han acortado un 24,28 por ciento.

En concreto, la demora media ha pasado en el segundo semestre de 2011 de los 144,6 días que había que esperar en junio para una operación a los 109,48 días de diciembre, una reducción de 35,12 días. Se trata de la primera vez en siete años que los pacientes esperan menos de 110 días para ser intervenidos.
 

La consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga y el director gerente del SCS, Santiago de Cossío,
durante la presentación de los datos de las listas de espera.

Con todo, el dato "más relevante" para Sáenz de Buruaga es la "práctica eliminación" de los pacientes que esperan más de un año para ser operados, un total de 167, todos ellos de la especialidad de Traumatología.

Además, la demora media ha bajado en el segundo semestre de 2011 en once de las 14 especialidades, especialmente en Cirugía Infantil (119,6 días), Cirugía Maxilofacial (61,77 días menos), Ginecología (43 días), Otorrinolaringología (39,02 días), Traumatología (29,21 días menos) y Cirugía Cardiaca, con 28,19 días menos.

La consejera ha atribuido estos resultados, tras ocho años de "enquistamiento", a la potenciación de los recursos propios, pero sobre todo a la implicación y compromiso de los profesionales. Una circunstancia que, en para el director gerente del SCS, Santiago de Cossío, se ha traducido en un incremento del rendimiento quirúrgico del 70 por ciento, que se “va acercando” al 75 por ciento considera óptimo.

Los objetivos ahora son "equilibrar el sistema", reducir los pacientes en espera pero sobre todo el tiempo; acabar con las derivaciones forzosas fuera del sistema de la comunidad (en 2011 se efectuaron 338 operaciones fuera de la comunidad dentro de la garantía de intervención quirúrgica); y un nuevo modelo de gestión más personalizada y efectiva, de forma que "lo prioritario sea atendido con prioridad".

Plan Integral de Listas de Espera

El "próximo paso" es la aprobación del Plan Integral de Listas de Espera, que está en redacción y que verá la luz en marzo, cuando se tratará de consensuar con los agentes sociales y profesionales.

En este sentido, Sáenz de Buruaga ha subrayado que los planes de listas de espera requieren "gestión, pacto profesional y presupuesto", que tiene el que prepara su Gobierno, que dispone de 17 millones en dos partidas: una de 9 millones para asistencia sanitaria por medios ajenos y otra de 8 millones para retribuir a quien más trabaja.

En todo caso, ha destacado que un eje del Plan Integral es potenciar "al máximo" el rendimiento del sistema sanitario público, que es "prioritario" y se "completará con la red privada de la comunidad para satisfacer los derechos de los pacientes cuando no haya otra posibilidad" y finalizar las derivaciones forzosas de pacientes fuera de nuestro sistema y de la autonomía, lo que pasa por reforzar los recursos.