Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:45

La lista de espera quirúrgica baja un 8 por ciento en 2010

La demora media es de 140 días, veinte menos que en junio de 2007

Jueves, 10 de febrero de 2011, a las 16:38

Luis Truan, consejero de Sanidad.

Redacción. Santander
La lista de espera quirúrgica en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) se ha reducido un 8 por ciento en el último año y acumula un descenso del 30 por ciento desde el inicio de la legislatura. En total, a 31 de diciembre del pasado año 9.677 personas esperaban para ser operadas en la sanidad cántabra, frente a las 10.528 con que se cerró el año 2009 y en contraste con los casi 14.000 pacientes que se alcanzaban en junio de 2007.

A la par, también se ha reducido la demora media para ser intervenido, que ha pasado de 156,7 días a finales de 2009, a 140,4 días al cierre de 2010, veinte días menos de lo que había que esperar en junio de 2007 (160,87 días).

Los datos los ha dado a conocer el consejero de Sanidad, Luis Truan, que ve “cada vez más difícil” mejorar estas cifras, pero cree que hay todavía “margen de mejora”. De hecho, la vista está puesta en reducir la lista de espera a 7.500 pacientes y la demora media a 120 días.

Según ha explicado el consejero, al que acompañaba el director gerente del Servicio Cántabro de Salud, José María Ostolaza, esta “tendencia descendente” en la lista de espera que se observa “semestre tras semestre” desde 2007 se explica, entre otras razones, por las mejoras introducidas en la gestión y en la organización de los recursos propios.

Pero también se debe a la entrada en servicio de Valdecilla Sur (con su bloque quirúrgico) y del Hospital Tres Mares, así como al incremento de la actividad quirúrgica ordinaria en jornada de tarde, que ha crecido en este tiempo un 31 por ciento, pasando de 17.804 operaciones ordinarias por la tarde en 2007, a 23.265 en 2010.

Gracias a esas medidas, Truan ha destacado que se ha cumplido uno de los objetivos que se fijó su departamento al iniciar esta legislatura, el de reducir la lista de espera a cifras por debajo de los cinco dígitos. Y con ello se demuestra además que, “a pesar de las dificultades” y del aumento constante de la demanda, “el servicio de salud responde”. Por ello, se muestra “moderadamente” satisfecho y opina que se está en el “buen camino”, aunque al tiempo, también insiste en que queda “mucho trabajo por hacer”.

Por centros, Valdecilla lidera el descenso de la lista de espera tanto en el último año como en el conjunto de la legislatura. El 2010 se cerró con 5.202 pacientes, un 16,53 por ciento menos que en 2009, cuando se superaban los 6.200, y un 43 por ciento menos que en junio de 2007, cuando sumaba más de 9.000 pacientes esperando operación.

En el análisis por especialidades, el consejero ha destacado el descenso de la lista de espera en ginecología, de 698 a 358 pacientes entre 2009 y 2010, lo que supone casi un 50 por ciento menos. Y también ha disminuido, por ejemplo, en traumatología y ortopedia, otorrinolaringología, y en cirugía torácica, maxilofacial, vascular y pediátrica.