18 nov 2018 | Actualizado: 13:10
Viernes, 19 de diciembre de 2014, a las 13:18

José Manuel Moreno, presidente de Aerte.

Redacción. Valencia
La Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas dependientes de la Comunidad Valenciana (Aerte) ha solicitado por carta una reunión con Alberto Fabra para que ponga solución “al grave problema que la política sociosanitaria y los continuos impagos está generando en el sector, trabajadores, profesionales y a los usuarios”. Según la patronal, esta situación se agrava, además, con la llamada Ley de Tasas, que “supone un cambio de recaudador, pasando de los centros a la propia Administración”.

Así, Aerte explica que a partir de enero el pago se hará directamente a la Administración, que lo gestionará directamente y se convertirá en la recaudadora. Según denuncia, “esta modificación se espera con miedo e incertidumbre porque hasta ahora, y a falta de pagos de la Generalitat, los centros podían seguir funcionando con la liquidez que les aportaban estas tasas”. En su opinión, “se agravará el atraso de pagos, haciendo peligrar la ya delicada situación de los centros”.

De acuerdo con datos aportados por Aerte, la Generalitat acumular más de 80 millones de deuda y una media de 8 meses de impagos, “seis más que el resto de comunidades”. Además, explica que la Comunidad Valenciana “es la última en resolución de pagos a los centros y profesionales de atención a la dependencia”. Por otro lado, desde hace tiempo la patronal reclama un calendario de pagos que no se ha puesto en marcha y que considera “imprescindible para que los centros puedan realizar una planificación adecuada a medio plazo”.

ENLACES RELACIONADOS:


El Cermi pide al Congreso que lleve el copago al Constitucional (18/12/14)