Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:50

La Ley de Salud Pública es demasiado técnica y debe ser ampliamente modificada

La nueva normativa será aprobada este viernes por el Consejo de Ministros

Martes, 01 de febrero de 2011, a las 15:46

Redacción. Madrid
La Ley de Salud Pública será aprobada este viernes por el Consejo de Ministros. Han sido varios los borradores del anteproyecto de la norma y numerosas las polémicas previas surgidas, lo que hace que se espere con expectación el contenido de la misma. Redacción Médica ha consultado a expertos en la materia sobre el contenido de los borradores ya conocidos. En su opinión, el texto debe aligerarse de elementos técnicos y corporativos, debe definir, en términos de estructura, una organización eficaz, ágil y vinculada a la Atención Primaria. Asimismo, debe reforzar las referencias a la vacunación y, dentro de este aspecto, el papel de los profesionales.

Ildefonso Hernández, director de Salud Pública.

Los expertos consultados coinciden en señalar la necesidad de reforzar el papel de liderazgo del Ministerio de Sanidad sobre el resto de instituciones y comunidades autónomas. Para ello, proponen la inclusión en el texto de la definición de un sistema de información en Salud Pública, de ámbito estatal, con entrada de datos desde las diferentes autonomías. También reclaman que la norma debe establecer la responsabilidad del profesional sanitario en el desarrollo de las actuaciones en salud pública, entre las que se incluye la vacunación. En este sentido, creen imprescindible reforzar el compromiso de los sanitarios con las campañas de vacunación y apuestan por que la organización sanitaria gestione la introducción de la producción de vacunas en España. También defienden una estrategia de comunicación que permita a los profesionales sanitarios disponer de información veraz, objetiva y cualificada sobre las vacunas, su uso y efectos. Y exigen un calendario vacunal único.

El modelo organizativo que de soporte a las funciones de salud pública, según los expertos, ha de ser ágil y eficaz, huyendo de la burocratización. Otro aspecto relevante, a juicio de los convocados, es la necesidad de establecer un sistema de medición, de ámbito nacional, de todas las actuaciones en materia de salud pública. Igualmente, piden claridad ante la cartera de servicios de salud pública.

Consideran de importancia establecer mecanismos de participación activa de todos los agentes sanitarios de titularidad privada, incluidas las oficinas de farmacia. Y coinciden en la necesidad de alcanzar el máximo de coordinación y cooperación entre los profesionales de los centros de salud y los profesionales dedicados de forma específica a las tareas de promoción de salud, protección y prevención. En esta coordinación, dicen, es especialmente importante el flujo de información entre profesionales. Dentro de los aspectos generales, se pide también incrementar el énfasis en las actividades de promoción de salud y educación para la salud. Dentro de este ámbito de actuaciones, es necesario, opinan, impulsar el papel de los profesionales de enfermería.