Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

La Ley de Dependencia beneficia a más de 10.300 personas en la provincia de Ciudad Real

Según datos de distintos organismos, la región está por encima de la media nacional en aplicación de la norma

Miércoles, 26 de enero de 2011, a las 10:38

Redacción. Ciudad Real
La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia beneficia a 10.341 personas residentes en la provincia de Ciudad Real, según datos aportados por el consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, durante una visita al servicio de Dependencia de Ciudad Real.

Lamata, en el centro, con el personal del servicio de Dependencia de Ciudad Real.

Lamata, que ha agradecido la labor que desarrollan los profesionales que llevan a cabo la aplicación diaria de esta norma, ha resaltado que gracias a ellos se han concedido un total de 13.538 prestaciones y servicios a las personas beneficiarias de la Ley de Dependencia en la provincia de Ciudad Real.

De estas prestaciones concedidas, 1.533 usuarios se benefician del servicio de Teleasistencia, 1.448 del servicio de Ayuda a Domicilio, 499 reciben servicios en Centros de Día, 2.237 reciben atención en plazas residenciales, 632 reciben una prestación económica vinculada al servicio y 7.158 reciben una prestación económica vinculada al entorno familiar.

El consejero ha señalado que la labor de estos profesionales y el compromiso del Gobierno regional que preside José María Barreda con las políticas sociales, ha colocado a Castilla-La Mancha a la cabeza en materia de atención a la dependencia.

Según los últimos datos publicados por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) y la Tesorería General de la Seguridad Social, a fecha 1 de enero de 2011, Castilla-La Mancha sigue por encima de la media nacional en el proceso de aplicación de la Ley de Dependencia y ocupa el segundo puesto del conjunto del país en la ratio total de prestaciones.

Además, según el VI informe del Observatorio Nacional de Gerentes y Directores de Servicios Sociales, se puntúa a Castilla-La Mancha con una nota de 9 sobre 10 en la aplicación de la ley, siendo la comunidad autónoma mejor valorada en este apartado.

Por último, desde el 1 de enero se da un nuevo impulso a la Ley con la incorporación, según el calendario previsto, del grado I nivel II (dependencia moderada) al ámbito de protección del sistema, lo que en Castilla-La Mancha significa que en los próximos dos años, 8.500 personas más, que ya tienen reconocido su nivel de dependencia, se irán beneficiando de las prestaciones y servicios que reconoce la Ley, de las cuales 2.000 corresponden a la provincia de Ciudad Real.