14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Los grupos parlamentarios dan el visto bueno a la ley de acción en materia de drogas

Foro cree que es negativa para la estigmatización de pacientes adictos

Martes, 24 de junio de 2014, a las 10:21
Redacción. Oviedo
La Ley de Acción Integral en Materia de Drogas, en la que trabaja el Gobierno autonómico, ha sido sometido a debate en la Comisión Parlamentaria de Sanidad, donde ha recabado el visto bueno inicial, cada uno con sus matices, de PSOE, PP, IU y UPyD. El proyecto no prohibirá las celebraciones conocidas como barras libres y tampoco diferenciará entre bebidas fermentadas y destiladas, como se demandaba desde ciertos sectores hosteleros.

Faustino Blanco.

Foro Asturias ha aplaudido su desarrollo, pero ha criticado duramente que el aumento de la edad de la prohibición de consumo de alcohol a los 18 años llegue con retraso en Asturias, además de otras cuestiones, como la "estigmatización" de las personas que sufren dependencias.

El consejero de Sanidad, Faustino Blanco, ha ido aclarando a los grupos políticos diversas cuestiones. Entre ellas la supuesta prohibición de barras libres, que temían las asociaciones hosteleros. "Estaban trabajando con un texto anterior", ha señalado, para dejar bien claro que en el borrador presentado este lunes no se recoge esa prohibición. También ha destacado que las medidas restrictivas no se limitarán a las bebidas destiladas, sino que afectarán también a la sidra y la cerveza. "Lo que cuenta es el alcohol en sangre", ha matizado el consejero.

Además de elevar la edad de prohibición de consumo de alcohol a los 18 años, aplica las mismas medidas restrictivas en el caso del tabaco que la ley estatal, aunque se añade la prohibición de fumar en las marquesinas cubiertas con paramentos que sean lugares de espera del transporte, así como en los espacios con cubierta y  profundidad superior a un metro, originados por el retranqueo o avance sobre fachadas de centros, establecimientos o lugares en los que, así mismo, no se pueda fumar.

La diputada socialista, Pilar Alonso ha destacado que "no es una ley únicamente para dejar tranquilos a los adultos, sino para implicarlos". Noemí Martín, de Izquierda Unida, también ha mostrado su apoyo, confiando en que no se quede "la prohibición como única medida preventiva". El diputado de UPyD, Ignacio Prendes, también ha dado su conformidad inicial, señalando, eso sí, que no toda la responsabilidad en esta materia corresponde a la Administración, y que es necesario "aportar un enfoque comunitario", porque "la propia comunidad ha de incorporar esos hábitos".

Por parte del PP, Victoria Delgado ha considerado la norma "positiva" porque, en su opinión, "establece los pilares para que la prevención sea un bloque sólido". Por último, Longo ha dicho que su partido "comparte" este proyecto de ley, pero ha mencionado numerosos aspectos a su juicio negativos, como la estigmatización de pacientes adictos "al no querer tratarlos en los mismos centros de salud mental,  y mantenerlos en los guetos".