Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La justicia desbloquea el cobro de la carrera profesional de 1.300 profesionales del SAS

El sindicato exige al servicio de salud que publique los listados definitivos de admitidos

Viernes, 06 de junio de 2014, a las 12:29
Redacción. Sevilla
Una sentencia obliga al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a publicar la relación definitiva de admitidos para acceder al reconocimiento del nivel de carrera profesional, según informa el sindicato CCOO en nota de prensa. CCOO asegura que el fallo afecta a 1.289 profesionales admitidos, de los 1.980 que participaron en la convocatoria, aunque la cifra de personas afectadas puede ser mayor al haberse producido numerosas reclamaciones al listado provisional.

José Campoy, responsable del Área de Negociación Colectiva de la FSS-CCOO.

La sentencia obliga al SAS a publicar el listado definitivo de la convocatoria, pues entiende que se ha producido una inactividad de la Administración, ya que la Resolución de 5 de febrero de 2010, por la que se convocaba un procedimiento de acceso excepcional, “constituye una obligación con un contenido prestacional concreto no necesitado de ulterior especificación”.

Según informa CCOO en un comunicado, a pesar del tiempo transcurrido desde la publicación del listado provisional, en julio de 2011, el SAS continúa sin hacer público la lista definitiva, evitando de esta forma el pago de la carrera profesional.
A pesar de que la sentencia es firme, la Federación de Servicios Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO Andalucía) sospecha que el SAS podría recurrirla como “una maniobra más” para dilatar el pago de la carrera profesional a este colectivo de profesionales, que debería cobrar este concepto desde el año 2011.

Esta organización sindical pide al SAS que acepte, sin más dilación, el contenido de esta sentencia, publique el listado definitivo y, en consecuencia, proceda al pago cuanto antes de las retribuciones que conlleva esta publicación. Al mismo tiempo, la FSS-CCOO Andalucía le exige que deje de aplicar recortes salariales y de derechos no contenidos en ninguna norma ni estatal ni autonómica, sino derivados de sus políticas de ahorro sin medida y sin importarles para nada el deterioro de las condiciones laborales de sus profesionales, a los que tanto alaba públicamente “de forma cínica”.