Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:30

La Justicia andaluza respalda la prescripción enfermera

Considera que la norma autonómica no colisiona con la estatal, entre otras argumentaciones

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Granada
Después de que la Audiencia Nacional diera vía libre a la especialidad de Enfermería Geriátrica la semana pasada, el Consejo General de Enfermería, en este caso acompañado por la Consejería de Salud de Andalucía, vuelve a obtener otro triunfo en los tribunales, esta vez a cuenta de la llamada prescripción enfermera.
 

Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería, y Luis Cáceres, del Andaluz de Dentistas.

Según ha conocido Redacción Médica, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Dentistas contra el decreto 307/09 de 21 de julio, por el que se define la actuación de las enfermeras y enfermeros en el ámbito de la prestación farmacéutica del Sistema Saitario Público de Andalucía, considerándolo conforme a derecho.

El TSJA sí que considera que los dentistas son parte interesadas en el asunto -algo que ponen en duda el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y el Consejo de Enfermería-, y como tal está legitimada su actuación en el proceso. Sin embargo, no considera que el decreto deba ser impugnado porque “en ningún caso utiliza la palabra ‘diagnosticar’, que sería determinar el carácter de una enfermedad mediante el examen de sus signos”, indica la sentencia.

Además, dice que el decreto “deja claramente establecido que sólo se podrá usar e indicar medicamentos que de acuerdo con la normativa vigente no estén sujetos a prescripción médica”, y que el texto andaluz recoge “la línea de distinción que hace la Ley estatal, acerca de los medicamentos, sujetos a prescipción médica, no sujetos a prescripción médica y productos sanitarios”.

EL TSJA también niega la argumentación de los dentistas en cuanto a que una norma autonómica no pueda estar por encima de una estatal, señalando que “no puede considerarse que el decreto contradiga la legislación básica dictada por el Estado” ya que “no contempla la prescripción por los enfermeros de los medicamentos que conforme a las prescripciones legales estén calificados por la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud y Agencia Española de Médicamentos y Productos Sanitarios, como sujetos a prescripción médica u odontológica”.