Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Lunes, 20 de enero de 2014, a las 11:30
Redacción. Madrid
El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este lunes el convenio suscrito entre la Consejería de Salud, Igualdad y Políticas Sociales y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) en materia de farmacovigilancia.

Belén Crespo, directora de la Aemps.

El objetivo de este acuerdo es conocer la incidencia y la naturaleza de las reacciones adversas a medicamentos de uso humano comercializados en España a través de la notificación espontánea de sospechas de reacciones adversas, por parte de los profesionales sanitarios.

Según recoge el convenio, las notificaciones de sospechas de reacciones adversas recibidas, tanto a través de las tarjetas amarillas en papel o a través de cualquier otro soporte, así como a través de los titulares de la autorización de comercialización, serán evaluadas periódicamente por los técnicos del Centro Andaluz de Farmacovigilancia de la consejería. El centro contará con el apoyo del Comité Andaluz de Farmacovigilancia que será el responsable de la evaluación de las notificaciones especialmente complejas.

El Centro Andaluz de Farmacovigilancia de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales integrará la información recibida una vez evaluada y codificada, en la base de datos Fedra del Sistema Español de Farmacovigilancia.

Por su parte, la Aemps se encargará de coordinar y evaluar la información proporcionada a través de este programa como parte integrante del Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de uso humano; y supervisará la permanencia y continuidad del mismo.