Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:50
Jueves, 15 de enero de 2015, a las 17:53
Redacción. Sevilla
La Junta de Andalucía, a través de la Fundación Progreso y Salud, y el Instituto de Salud Carlos III han firmado un convenio para el impulso de la investigación en células madre, terapia celular y medicina regenerativa y el desarrollo de actividades en este ámbito que se puedan trasladar a la aplicación clínica en el marco de la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas.

Este acuerdo, que sigue la línea de colaboración entre ambas entidades iniciada en 2004, establece que ambas partes deben aportar 400.000 euros cada uno y persigue el impulso a la actividad de la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas, que trabaja para buscar el desarrollo de nuevos tratamientos seguros y eficaces que ofrecer a la población.

El programa de actividades del convenio contempla, según una nota de prensa, líneas de actuación como el fortalecimiento y consolidación de las estructuras de producción (grupos y centros de investigación) de I+i en Andalucía en el ámbito de la Terapia Celular y Medicina Regenerativa, lo que garantiza la sostenibilidad de la inversión realizada y el mantenimiento de esas estructuras.

El convenio promueve la actividad científica, la realización de proyectos de investigación clínica (ensayos clínicos) y de proyectos de investigación preclínica desarrollados por grupos de investigación  compuestos por profesionales del sistema sanitario público de Andalucía, universidades, parques tecnológicos y de la empresa privada.

En este sentido, dos de los proyectos de investigación preclínica contemplados en este acuerdo se han realizado en colaboración con entidades internacionales como la Universidad Estatal de Michigan, la Universidad de Washington y el Instituto de Medicina Regenerativa de California. Asimismo, el acuerdo promueve el apoyo a programas formativos especializados en Terapia Celular y Medicina Regenerativa.

El convenio incluye también el refuerzo de las estructuras de apoyo a la investigación como la Red de Laboratorios de Terapias Avanzadas del Sistema Sanitario Público de Andalucía. Estos laboratorios de calidad GMP, del inglés GoodManufacturingPractice (conocidos como ‘salas blancas’), son espacios equipados con última tecnología y habilitados para la producción de medicamentos basados en células, coordinados por la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas.