20 nov 2018 | Actualizado: 18:45

La Junta refuerza la colaboración sanitaria con La Rioja

Intercambiarán programas en materia de servicios sociales

Miércoles, 09 de octubre de 2013, a las 13:54

Redacción / Imagen: ICAL. Valladolid
Los presidentes de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, han acordado este miércoles dar un nuevo impulso a la colaboración entre ambas comunidades autónomas y mejorar la atención que reciben los vecinos de ambas regiones en distintos ámbitos de interés común, entre ellos el sanitario.

Ambos han coincidido en “estrechar aún más los vínculos” que unen a estos dos territorios en la firma de la tercera adenda al Protocolo General de Colaboración suscrito el 19 de junio de 2008 en Valladolid y cuyas dos primeras adendas se firmaron en 2009 y 2010.

Pedro Sanz y Juan Vicente Herrera.

Servicios sociales

Castilla y León y La Rioja van a trabajar para optimizar la atención que reciben las personas en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social. El trabajo en común en este ámbito contempla el intercambio de programas, servicios y experiencias y la formación de los profesionales que trabajan para ayudar a las personas afectadas a superar este trance.

Ambas comunidades mantienen una estrecha colaboración en asuntos como la atención de la dependencia, la protección de la infancia, a los menores de edad y a los jóvenes.

Por otro lado han acordado que los alumnos que cursan el ciclo superior de Anatomía Patológica y Citología en el Centro Integrado de Formación Profesional de Miranda de Ebro podrán completar su formación práctica en el Hospital San Pedro de Logroño.

Educación y sanidad son dos áreas prioritarias en el acuerdo entre ambas administraciones. Gracias a ello los vecinos de la localidad soriana de Montenegro de Cameros son atendidos en el centro de salud de Torrecilla en Cameros (atención primaria) y en el Hospital San Pedro (atención especializada). Además el acuerdo ha posibilitado que cada año cerca de 200 pacientes riojanos sean atendidos en centros hospitalarios de Castilla y León por distintas patologías (neurocirugía, cirugía pediátrica…), mientras que igual número de castellano-leoneses reciben atención sanitaria en La Rioja (medicina nuclear, radioterapia…).