Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:20
Lunes, 02 de enero de 2012, a las 16:28

Dolores de Cospedal.

Redacción. Toledo
El Gobierno de Castilla-La Mancha, que preside Dolores de Cospedal, ha aprobado el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Servicio de Salud regional (Sescam) por el que establece la jubilación forzosa para todos sus empleados a los 65 años de edad o a la edad que establezca la normativa vigente.

El plan, publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), que ha entrado en vigor ayer, ha sido negociado con los sindicatos en la Mesa Sectorial de Sanidad y afecta a todo el personal del Servicio, 26.127 trabajadores a comienzos de 2011.

El plan, que afecta a todas las categorías del personal sanitario, elimina la posibilidad de los empleados del Sescam de permanecer en activo hasta los 70 años, como ocurría hasta ahora siempre que estuvieran en condiciones de ejercer su profesión.

Así, todos ellos tendrán que jubilarse a los 65 años “o a la edad que corresponda la normativa vigente”, una medida que servirá, según el Gobierno, para crear empleo y renovar las plantillas, con la entrada en el sistema de profesionales jóvenes “y con perfiles más acordes a los nuevos modelos de gestión asistenciales y organizativos”, sobre todo en el caso de los especialistas.

Además, “al reducir la tasa de edad de la plantilla se genera un mayor grado de adaptación a las innovaciones científico-técnicas con el fin de conseguir mayor eficacia en la prestación de la asistencia sanitaria”.

La dirección del Sescam dice haber constatado que el envejecimiento de la plantilla incide en varios aspectos organizativos y de prestación de la asistencia, que eleva el coste económico del Servicio como queda reflejado en la posibilidad de exención de guardias para los especialistas con edad avanzada.

Según los datos que ofrece el Gobierno, la plantilla del Sescam a 1 de enero de este año estaba formada por 6.329 sanitarios facultativos, 8.086 sanitarios diplomados, 4.955 sanitarios técnicos y 6.757 de gestión y servicios. De acuerdo con el plan diseñado, de aquí a 2015 se habrán jubilado 1.323 de ellos, con una progresión ascendente desde los 146 de este año hasta los 374 de esa fecha.

El Sescam, para dejar claro que no va a haber problemas para sustituir a los jubilados y cubrir las necesidades organizativas, expone que en 2010 la bolsa de trabajo temporal recibió 70.915 solicitudes, la mayor parte de ellas (41.904) en personal de gestión y servicios.

La prórroga de la edad de jubilación sólo será posible en las categorías en las que, con los informes previos necesarios, se acredite la necesidad de profesionales con la cualificación y competencia requerida en determinadas áreas para mantener los niveles requeridos de atención sanitaria.

La otra posibilidad es la de aquellos profesionales que necesiten consolidar derechos de pensión.
Quienes ahora mismo tengan más de 65 años y se encuentre en período de prolongación voluntaria de su permanencia en el servicio, trabajará sólo hasta el cumplimiento de su prórroga anual y luego se verá forzado a jubilarse.