Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:20
Jueves, 13 de diciembre de 2012, a las 15:53

Redacción. Toledo
El Gobierno de Castilla-La Mancha ha respondido a los médicos de la región que "no es momento de huelgas" sino de "arrimar el hombro" y hacer frente a una situación de crisis "absolutamente indeseable" y que está produciendo efectos "muy duros".

Leandro Esteban.

Así ha reaccionado su portavoz, Leandro Esteban, después de que el presidente del Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha, Francisco Parra, haya amenazado con esta posibilidad tras las declaraciones del consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, sobre las denominadas peonadas. Esteban ha asegurado que no comparte que en este momento los médicos contemplen la idea de llevar a cabo una huelga en la sanidad castellano-manchega, aunque respeta el derecho que tiene este colectivo "a poder tomar las medidas que quiera dentro de lo que el Estado de Derecho prevé".

Asimismo, ha señalado que la Junta ha ofrecido a los médicos un sistema de colaboración que permite que se puedan llevar a cabo ahorros "importantes" en la medida en que se pueda mejorar la gestión. "Creo que es un sistema bueno, creo que la respuesta del sector fue francamente buena y espero que ese clima de entendimiento pueda continuar por el camino que se inició", ha apuntado.

Sobre las declaraciones de Echániz, el consejero ha afirmado que él no va a añadir "absolutamente nada" a lo manifestado ya por el consejero de Sanidad y ha defendido que se trata de "una opinión que está fundada en unos hechos y unos datos y que, por supuesto, lo que pretenden es informar a los ciudadanos sobre una realidad concreta, tangible y palpable".